lunes 12/4/21

Estrella Digital

La Alhambra recupera dos accesos a los Palacios Nazaríes tras una rehabilitación

El Patronato de la Alhambra ha recuperado desde viernes los dos accesos a los conocido Palacios Nazaríes, tanto para grupos como individuales, por la esquina noroeste de la plaza del Palacio de Carlos V tras una inversión de casi 670.000 euros para solventar daños en su estabilidad estructural

La Alhambra, Granada, España
La Alhambra, Granada, España

La directora, Rocío Díaz, ha destacado el esfuerzo para conseguir el recalce del muro de contención de la plaza, carente de cimientos, y mejorar las condiciones del relleno de tierras que la conforman, así como el acabado de la solera de su pavimento.

"Una actuación que era absolutamente necesaria ya que se trata de una zona muy transitada por los visitantes", ha subrayado en rueda de prensa Díaz, que en su visita ha estado acompañada por el delegado de Cultura, Antonio Granados, el arquitecto conservador del monumento, Antonio Peral, y representantes del sector turístico.

Esta obra ha permitido reparar el sistema de recogida de aguas pluviales para evitar filtraciones, una medida esencial para asegurar el buen funcionamiento de la actuación ejecutada.

La extensión de la afección de la obra ha correspondido a un tramo de aproximadamente 42 metros de longitud en el sector oeste y de 28 metros de longitud en el sector norte con una anchura media general de 5,5 metros, lo que supone aproximadamente unos 400 metros cuadrados de extensión en la plaza del Palacio de Carlos V.

En paralelo a estos trabajos, ha sido necesaria una intervención arqueológica de urgencia preceptiva que ha derivado en la investigación de los restos de la zona, donde destaca una letrina en la cuesta que va desde la Puerta del Vino a Machuca, una estructura que se ha integrado en el muro reparado y que ha revelado dos momentos de uso, medieval y cristiano.

La plaza de Carlos V se sitúa ante la fachada occidental del Palacio del mismo nombre y en sus orígenes no existía delimitación física entre lo que actualmente se llama Plaza de los Aljibes y dicha plaza, debido a que el foso que separaba la ciudad palatina de la Alcazaba estaba relleno de tierras conformando una única unidad.

La separación actual se produjo en 1955, generando una calle descendente hasta el Patio de Machuca, y durante estas obras de remodelación se llevaron a cabo excavaciones arqueológicas que sacaron a la luz restos de estructuras medievales y modernas.

Según la Alhambra, se debieron de efectuar importantes labores de excavación, relleno, reconstrucción de muros preexistentes y construcción de nuevas fábricas, todo ello con el objetivo de poder contener, tanto el volumen de tierras histórico como el de nueva aportación, hasta conseguir configurar el nuevo diseño de la plataforma. EFE

 

Comentarios