martes 25/1/22

Aunque parezca algo muy simple, un registro médico es una herramienta que muchas veces es complicado de hacer. Bien sea porque no se tienen los implementos adecuados o por falta de sistemas confiables, es común que se pierdan los informes médicos de muchos pacientes; una tarea que se puede solventar fácilmente utilizando una cadena de bloques. Las consecuencias de no tener informes médicos al día van más allá de hacer nuevamente el trámite; más bien pueden perjudicar seriamente a la persona tratada, puesto que no se tendría un historial con lo que necesita el individuo. Y si por ejemplo, llega un doctor nuevo o es remitido a otro especialista, se necesita mantener un control y seguimiento. Justo en ese punto es donde entra la cadena de bloques que en un principio se utilizaba solo para las criptomonedas. Al no requerir de un sistema centralizado, las fichas médicas de los pacientes se pueden guardar de forma segura allí, junto con un número asociado a cada persona, de manera que sea fácil acceder a los datos cuando haga falta. Estas labores son las que realiza la blockchain constantemente con los propietarios de bitcoins u otras criptomonedas, solo que en este caso se almacenaría otro tipo de información, sin necesidad de modificar el sistema. En palabras más coloquiales, no hace falta reinventar la rueda.

¿Cuáles son los antecedentes a nivel mundial?

En varios países se puede observar que la atención médica deja mucho que desear por falta de un registro confiable. Especialmente en las naciones donde operan organizaciones sin fines de lucro. No obstante, la aceptación que ha tenido el blockchain puede impulsar el uso del mismo para optimizar las atenciones médicas y así evitar consecuencias desagradables. De forma concisa, mientras que unos inversionistas pueden ocuparse de su portafolio de inversiones con el blockchain, varios doctores podrían guardar informes de pacientes utilizando el mismo sistema. Evidentemente cada quien tendría sus propios credenciales y la data estaría alojada de forma separada. A su vez, los médicos tienen la opción de subir sus documentos académicos y así confirmar la validez de sus estudios, evitando así fraudes con posibles suplantaciones de identidad, entre otros temas de interés. Tal como ocurre con las transacciones financieras, que deben ser validadas por voluntarios de la cadena de bloques. Mientras tanto, es posible visitar Bitcoin Code para visualizar la información que presentan.

¿Qué opinan las autoridades legales de varios países al respecto?

Cabe destacar que antes de implementar una innovación en cualquier nación, las autoridades médicas deben dar el visto bueno para que pueda ser utilizado. Por lo menos en Estados Unidos aún no se ha aprobado del todo, pero su sistema público de salud ha presentado numerosas fallas que se podrían arreglar utilizando el blockchain. Como se puede observar en el siguiente artículo, son muchos los beneficios al adoptar la cadena de bloques y ponerla al servicio de los médicos. Se dice que con la llegada del internet de las cosas, se podrían unificar los sistemas, agilizando las operaciones ligadas a este rubro. No obstante, la adaptación a un entorno informático nuevo puede demorar varios años. Cabe acotar que aprender a minar criptomonedas y utilizar la blockchain llevó cierto tiempo, con todo y que era un entorno libre que no se encontraba regulado por ninguna autoridad. Lo que puede dar una idea del tiempo que le tomaría a un sector reglamentado por autoridades públicas y privadas. Aparte de que se relaciona con la salud, lo cual implica una serie de cuidados específicos que quizás no aplican en otras ramas laborales.

¿Cómo se puede utilizar la blockchain de varias criptomonedas en la medicina?
Comentarios