lunes 28/9/20
REHACE SU VIDA

La nueva conquista de Palomo Linares

Tras su polémica separación con Marina Danko, el extorero ha aparecido muy bien acompañado en la presentación del nuevo libro de Paloma Barrientos 

Sebastián Palomo Linares junto a su nueva novia, la jueza Concha. | Estrella Digital
Sebastián Palomo Linares junto a su nueva novia, la jueza Concha. | Estrella Digital

El extorero Sebastián Palomo Linares ha acudido a la presentación del nuevo libro de la periodista Paloma Barrientos muy bien acompañado. Poco sabemos de su nueva conquista, excepto que se llama Concha y que es jueza. En las imágenes podemos ver a la pareja a la salida del evento, ella con ‘La Infanta invisible’ en la mano, donde Barrientos desvela nuevas informaciones y datos sobre la hipa pequeña de los Reyes.

Al acabar de muy malas maneras con la madre de sus tres hijos y con la que estuvo casado 34 años, la colombiana Marina Danko, Palomo Linares inició un romance con Lilián López. La entonces nueva pareja del torero aseguró a la revista Vanitatis: “Yo me casé la primera vez por despecho, porque él se enamoró de Marina y me dejó. Durante treinta años no tuve ninguna comunicación con él. Y ahora hemos vuelto a retomar la amistad perdida o, mejor dicho, el tiempo perdido”. El jienense y la venezolana terminaron, tras varios meses de relación, como el rosario de la aurora, según fuentes del mismo portal.

Lilián fue presentada en sociedad por Palomo Linares en la inauguración de una exposición de pintura, donde coincidió con la que fue su primer amor, Celia García Obregón. La hermana de Ana Obregón mantuvo un noviazgo adolescente con el que por aquel entonces era una joven promesa del toreo. Pero tras irse él a hacer las américas, abandonó a Celia, con la que tenía planes de boda, por la que acabó convirtiéndose en su mujer, Marina Danko. Todo esto pasó allá por 1976, y la hermana de Ana Obregón aseguraba que no veía a Palomo desde hacía 36 años – mientras estuvo con Marina Danko-, pero que habían vuelto a retomar su amistad. Aunque la dejara plantada prácticamente en el altar, Celia García Obregón no le tiene ningún rencor y siempre le ha deseado lo mejor al diestro.

La felicidad de su exmujer, Marina Danko

A su vez Marina Danko también rehízo su vida con Manuel Blanco. Tras un breve romance con su primo Celio, que fue su mayor apoyo durante su difícil separación con Sebastián Palomo Linares, la colombiana mantiene una relación desde mediados de 2012 con este empresario sevillano, con el que nos ha regalado numerosas y románticas instantáneas, entre las que se encuentran unas especialmente tiernas en las barcas del estanque del Parque de El Retiro. Aunque no todos son flores en el camino para la exmodelo y diseñadora de joyas, que hace poco reconocía haber pasado por dificultades económicas muy graves, llegando a vender parte de sus joyas para sobrevivir.

Comentarios