martes 24/5/22

Tras las acusaciones por violencia vertidas por Amber Heard contra contra Johnny Depp tras su separación en 2016, el actor inició una demanda legal contra su exmujer por difamación. Esto le causó graves problemas laborales y personales, por lo que la reclama 50 millones de dólares por “daños provocados a su imagen”.

La demanda fue presentada en el estado de Virginia, donde el marco legal es más favorable a las denuncias por difamación que en California, donde reside la ex pareja. El juicio comenzó el pasado día 11 de abril y está previsto que se alargue semanas. Fue un artículo publicado por The Washington Post en 2018, escrito por Amber Heard titulado ‘Me pronuncié en contra de la violencia sexual y enfrenté la ira de nuestra cultura. Eso tiene que cambiar’, lo que les llevó ante la Justicia. En este documento relata estremecedoras situaciones que ella vivió y, aunque no dio nombres propios, los hechos se los adjudicaron a él.

Amber Heard
Amber Heard | Captura juicio

 

Ambos están asistiendo a las sesiones celebradas hasta ahora, que está siendo retransmitido en directo por televisión. La única coincidencia que existe en el relato de ambas partes es la referencia a la violencia vivida durante su matrimonio, con declaraciones cruzadas. 

Un guardia de seguridad que ha acudido al juicio como testigo, Sean Bett, afima que presenció una de las peleas y que pensó que “se iban a matar entre ellos o iban a estar en la cárcel”. Este testigo afirmó que antes de la separación de los actores, temió por la integridad física de ambos e imaginó el peor final que incluía una muerte.

Un monstruo lleno de ira

 

Los abogados de Amber Heard afirmaron que la actriz vivió un infierno durante su matrimonio con Johnny Depp, convertido según ellos en un "monstruo" por la droga y el alcohol, con ataques de ira que terminaron en agresiones verbales, físicas y sexuales.

Johnny deep
Johnny Deep

Heard "amaba el lado de Johnny que vemos en las películas, carismático, encantador, generoso, es el hombre del que se enamoró", dijo a los miembros del jurado su abogada, Elaine Bredehoft.

"Pero desgraciadamente apareció el monstruo y este monstruo aparecía cuando bebía o tomaba drogas", añadió, mencionando cócteles de alcohol, medicamentos, cocaína, éxtasis y setas alucinógenas.

"Depp tenía en él una ira enorme que lo transformaba en un demonio y fue durante estos episodios de ira que atacaba verbal, psicológica, física y sexualmente a Heard", explicó su abogada. Depp reconoce haber consumido demasiadas drogas y alcohol, pero insiste en que nunca pegó a una mujer. “Nunca llegué al punto de golpear a la Sra. Heard de ninguna manera, ni he golpeado a ninguna mujer en mi vida”, sentenció para negar las acusaciones en su contra.

Depp casi pierde un dedo

El médico David Kipper revivió la cirugía que practicó a su paciente, Johnny Depp, cuando casi pierde un dedo tras un violento episodio protagonizado por Amber Heard. El doctor realizó una reconstrucción de los hechos ocurridos en 2015, cuando Depp le llamó para que acudiese a la vivienda que entonces compartía con Heard.

Cuando llegó a la casa encontró sangre en algunas paredes, proveniente de la herida del dedo del actor. Procedió entonces a realizarle una cura, mientras otras personas allí presentes buscaban parte de la carne de la yema que le faltaba y que apareció en la cocina. También se encontraba allí Amber Heard quien, según el relato del médico, no presentaba lesiones.

Solo el actor acudió al hospital, donde lo sometieron a una cirugía de reconstrucción del dedo. Los registros médicos así lo constatan, sin embargo, no figura el motivo por el cual resultó herido.

Fue el actor quien reveló lo que sucedió ese día tras una pelea: ”Heard arrojó la botella de vodka, tiró la segunda botella de vodka hacia mí, que cortó la parte superior de mi dedo y rebanó los huesos". "Fue entonces cuando comencé a sentir lo que yo considero que fue probablemente una especie de crisis, una crisis nerviosa o algo así”, relató.

La expareja expone cada detalle de su relación que duró cuatro años —entre ellos 15 meses de matrimonio— con el fin de buscar una victoria, que además de significarle una abultada suma monetaria, sirve también para limpiar su imágen.

Johnny Depp y Amber Heard, el juicio más mediático de los últimos tiempos
Comentarios