domingo 08.12.2019
IMAGEN DE HIGHLY PREPPY

La hija de Cayetano Rivera se hace un hueco en el mundo de la moda

El diestro, aunque ahora no tenga prácticamente relación con ella, adoptó a Lucía cuando se casó con su madre, la actriz Blanca Romero

Lucía Rivera Romero. | Instagram
Lucía Rivera Romero. | Instagram

Lucía Romero se ha propuesto llegar a lo más alto de la moda y está trabajando duro para ello. La hija de Cayetano Rivera y Blanca Romero se subió por primera vez a la pasarela coin 10 años de la mano de su madre en el Salón Internacional de la Moda Flamenca de Sevilla. Y aquel sólo era el principio de una carrera que parece prometedora como demuestra su último proyecto, el de embajadora de la firma Highly Preppy.

Lucía, que aunque tenga los apellidos de Cayetano cuando se casó con Blanca, no mantiene ningún tipo de relación con su padre adoptivo, porque aunque hace un año les veíamos irse de comida juntos, la distancia ha aumentado muchísimo entre ellos, tanto que la joven no acudió siquiera a la boda del torero con la modelo Eva González.

Lucía derrochó seguridad y confianza en sí misma cuando se subió a la pasarela 80 Barcelona Fashion en julio del año pasado y ahora vuelve a dar buena cuenta de que en la moda está su futuro. Además, su madre le apoya totalmente en su trabajo en las pasarelas, ya que quién mejor que ella para entenderla, y presume del arte de su hija por Instagram, donde sube fotos de los proyectos de su hija, entre ellos este último fichaje para la marca.


En la colección de Highly Preppy, Summer of Love, la modelo posa con las propuestas de la firma para la próxima primavera-verano, que viene marcada por el espíritu hippy y está repleta de estampados de estilo bohemio y muchas flores que nos traslada a los años 70.

"Lucía aporta una mezcla de sensualidad e inocencia a la campaña y adopta el estíritu hippy convirtiéndose en una chica sin complejos, sexy, atrevida y soñadora", dicen desde la firma de la hija de Cayetano Rivera y Blanca Romero, que está llamada a ser la Kendall Jenner española.

Comentarios