martes 23.07.2019

Ellen DeGeneres fue abusada por su padrastro

La madre de la actriz se volvió a casar cuando la hoy presentadora de televisión era una adolescente. En el programa de entrevistas que conduce David Letterman en Netflix, My Next Guest Needs No Introduction, la comediante dio detalles de uno de los peores momentos de su vida y del que nunca había hablado

Ellen DeGeneres fue abusada por su padrastro

Por su programa de televisión, The Ellen DeGeneres Show, han pasado cientos de celebridades. En el set de televisión ella es la que pregunta, la que indaga, la que siempre quiere saber más.

Pero en esta oportunidad le tocó a Ellen DeGeneres estar del otro lado. Durante la entrevista con David Letterman, en el nuevo espacio de Netflix My Next Guest Needs No Introduction, la comediante, de 61 años de edad reveló uno de los capítulos más oscuros de su vida: fue abusada por su padrastro cuando era una adolescente.

En el programa, la conductora contó que su madre se casó con un “hombre muy malo” cuando ella era muy joven.

Refirió DeGeneres que a su madre le diagnosticaron cáncer de mama y su padrastro le tocaba los senos con el pretexto de controlarla para detectar bultos: “Cuando ella estaba fuera de la ciudad, él me dijo que le había notado un bulto en el pecho y que necesitaba tocarme el pecho, que no quería enfadarme pero que necesitaba tocármelo. Como yo no sabía nada sobre los cuerpos, no sabía que mi pecho era diferente y... En cualquier caso, me convenció de que necesitaba tocármelo y luego lo intentó otra vez, y otra”.

Además de tocarla de forma indebida, la presentadora detalló otro suceso en el que tuvo que huir de él, porque de lo contrario le habría hecho algo peor: “Él intentó derribar mi puerta, pateé la ventana y corrí porque sabía que iba a la cosa, iba a algo más. No quería decírselo a mi madre porque la estaba protegiendo y sabía que eso arruinaría su felicidad”, recordó la conductora.

“Estoy molesta conmigo misma, porque no hice nada. Era demasiado pusilánime para alzar la voz, tenía 15 o 16 años de edad. Nosotras no sentimos que valgamos la pena o tenemos miedo de alzar la voz, de decir no. Es la única razón por la que creo que es importante hablar de ello, porque hay tantas chicas... Y da igual la edad que tengas. Cuando veo a gente contándolo, especialmente ahora, me molesta muchísimo que las víctimas no tengan credibilidad, porque no nos inventamos estas cosas. Y me caen bien los hombres, pero hay muchos que acaban saliéndose con la suya”, reflexionó.

Comentarios