Domingo 16.12.2018
EL AMOR Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Consejos y trucos para ligar online

'Guía para ligar online' fácilmente, eso es lo que ofrece un blog de sexo que quiere servir de intermediario a quienes quieren encontrar la relación o aventura amorosa que están buscando

Pareja.
Pareja.

Las nuevas tecnologías, con sus asombrosas aplicaciones, han hecho posible optimizar los procesos de trabajo en todos los ámbitos posibles, desde la producción a las posibilidades de valorar la satisfacción del cliente, pasando por el almacenamiento y la distribución, entre otras cosas.

Pero lo que ha realmente percibimos como una revolución es lo mucho que han aportado a las relaciones sociales, lo que explica por qué redes como Facebook o Instagram copan el tiempo que deberíamos estar dedicando a algo más productivo. O no, según el objetivo con el que se utilicen.

Molesta que pasemos el día delante de los dispositivos, en lugar de enfrascados en horas y horas de conversación en torno a una mesa de café, como sucedía en los 90. Al margen de los usos desproporcionados, casi (o totalmente) adictivos, lo único que ha pasado es que las relaciones se han transformado, con sus aspectos positivos y negativos. ¿Tienen menos calidad que antes? No siempre tiene por qué.

En determinados contextos, de hecho, el desarrollo de nuevos sistemas de comunicación ha derribado barreras a la hora de conocer a más gente. Se han hecho accesibles a quienes tenían algunas dificultades, o a quienes no encontraban lo que buscaban con facilidad en su entorno.

No es que ligar en las redes, de repente, se haya convertido en la panacea. No es que las webs y aplicaciones de citas sean ahora un pasaporte al estilo de vida lujurioso que siempre se había deseado tener, a tener noches de sexo placenteras con frecuencia. Muchos suelen olvidar que, aunque se desenvuelvan con un teclado y una pantalla, siguen tratando con personas.

Guía para ligar online fácilmente, eso es lo que ofrece un blog de sexo como el de Follamigos, la red social que quiere servir de intermediaria a quienes quieren encontrar la relación o aventura amorosa que están buscando.

Ligar en Internet

No solo se trata de descubrir los entresijos de las webs y apps de citas, sino de tener algo muy presente: “La tecnología y las páginas de contacto evolucionan muy rápido, y a veces hace falta quien nos lleve de la mano”, dicen desde Follamigos, cuyo nombre es toda una declaración de intenciones. Ellos están dispuestos a servir de guía.

El perfil

Así de claro: el perfil recoge toda la esencia de tu personalidad en Internet. Hasta que la otra persona no tenga más información, la del perfil le resultará definitiva, así que más vale cuidarla como es debido. Al menos, para que refleje correctamente aquello que se quiere transmitir.

La imagen llega incluso antes que el nombre, y la mayoría de los usuarios hablan con quienes tienen fotos en sus perfiles. Para hacer la ideal, es recomendable situarse a un lado y aprovechar el segundo plano para enseñar algo que guste, como un entorno natural. Es mejor no usar flash, porque crea sombras y ojos que no resulten favorecedores, optar por los planos medios en lugar de por los primeros planos y no abusar de los filtros. Cuidado también con la actitud al posar: lo ideal es transmitir pensamientos positivos.

Pasado el filtro de la foto, la persona interesada pasará a revisar los detalles de perfil. Si de lo que se trata es de tener relaciones esporádicos, cabe ser específicos en cuanto a preferencias (orientación sexual y gustos sexuales). Eso sin dejar de lado la sinceridad y el respeto.

Los mensajes

Continuando con el proceso que lleva esto de conocer a alguien por Internet, hay que cuidar también los mensajes que se envían. Una web como la mencionada, aunque promueve los encuentros sexuales (o lo que quieran los protagonistas), invita a seguir los principios de una buena conversación: que sea interesante, que sea sincera y que tenga su correspondiente dosis de humor. Serán los usuarios quienes determinen después el nivel de lascivia, de surrealismo o de diversión que se alcanza con ella.

Hay que ser amable y permitir a la otra persona expresarse, para generar confianza. Hay que partir de que Internet, pese a que derriba unas barreras, también hace más fácil mentir, lo que levanta suspicacias.

El objetivo

Habrá que preguntarse qué se pretende para cuando llegue ese feliz momento en que se conoce a alguien personalmente.

Si de lo que se trata es de agradar y pasar luego a lo que surja, saber si le gustas a alguien implica analizar bien el lenguaje no verbal, incluyendo sus gestos inconscientes: sonrisas amplias y sinceras, miradas con interés, inclinación hacia ti cuando habla, búsqueda del contacto físico, acercamiento al hablar, roces casuales...

Si lo que se pretende es seducir para poder pasar a la acción, hay trucos como la fundamental muestra de interés (escucha activa), los detalles y sorpresas, la amabilidad y el halago sin agobiar... En todo caso, se requiere de tiempo, paciencia y aceptación, y saber asumir cuando la otra persona no está por ti.

Comentarios