martes 26/10/21
Con tres millones de euros

El CNI silenció el supuesto romance entre Don Juan Carlos y Bárbara Rey

El dinero procedía de los Presupuestos Generales del Estado y la actriz asegura que le han robado material gráfico y sonoro de su domicilio

bárbara
Bárbara Rey.

Que los tiempos han cambiado es algo de lo que puede dar fe hasta la monarquía de este país, cuyos miembros lo miembro se sientan en un banquillo de los acusados que se les convierte en protagonistas del mundo del corazón. El último escándalo de este tipo que ha salido a la luz está relacionado con el Rey don Juan Carlos.

Los supuestos amores que tuvo el monarca emérito parece que van saliendo a la luz con el paso del tiempo. Uno de los que más juego dio en la clandestinidad fue el que podría haber mantenido con la vedette española Bárbara Rey, del que nunca han salido a la luz pruebas gráficas que demostraran algo entre ambos.

Ahora, según publica Informalia, se ha sabido que espías del CNI, que en aquel entonces era el CESID (Centro Superior de Información de la Defensa) depositaron entre 1996 y 1997 en un banco de Luxemburgo cantidades millonarias de dinero. En concreto habrían sido 500 millones de pesetas, en varios pagos de 26 millones de pesetas, es decir, unos tres millones de euros de ahora, para pagar el silencio de la actriz y y para que tampoco difundiera unos vídeos privados. 

Para llevar a cabo ese desembolso, los agentes habrían abierto una cuenta bancaria el 25 de septiembre de 1996 en el Kredietbank Luxembourg a la que transfirieron, tres meses después, una primera cantidad de 26,3 millones de pesetas (unos 160.000 euros).

A pesar de la publicación de estos documentos que acreditan estas informaciones, Bárbara Rey ha respondido que jamás se benefició de ese dinero ni tuvo a su nombre una cuenta en Luxemburgo. Según ella, "si alguien la abrió y la usó sabrá qué hizo con el dinero. Nunca he estado en Luxemburgo en ese banco. Yo no sé nada ni quiero meterme en líos. Ya me han hecho demasiado daño".

Lo único que sí ha reconocido la murciana es que en aquellas fechas mantuvo una reunión con un agente del CESID que le propuso su silencio y seguridad a cambio de dinero, así como que el intermediario-espía le fue enviado por un amigo íntimo del Rey.  

Por lo que respecta al detalle sobre de dónde salió esa gran cantidad de dinero, las informaciones apuntan que procedía de fondos reservados, dinero autorizado por los Presupuestos Generales del Estado para gastos de seguridad interior o exterior. De momento, la reacción de Bárbara Rey ha sido la de denunciar que amigos del Rey y de los servicios secretos le habrían robado material gráfico y sonoro de su domicilio familiar, aunque nadie investigó la denuncia y la vedette tampoco insistió.

Comentarios