miércoles 11.12.2019
VIVE UNA SEGUNDA JUVENTUD

Ana Rodríguez pasea a su novio junto a su familia

La que durante veinte años fuera mujer del socialista José Bono, salió a cenar en compañía de su nuevo y joven amor, el empresario mexicano Ernesto Manrique

Ernesto Manrique junto a Ana Rodríguez y la novia de su hijo. | Estrella Digital
Ernesto Manrique junto a Ana Rodríguez y la novia de su hijo. | Estrella Digital

Ana Rodríguez Mosquera ha aprovechado uno de sus días de vacaciones para pasar la noche del viernes junto a su nuevo amor, el empresario mexicano Ernesto Manrique. Ambos fueron a cenar en compañía del hijo de ella, Pepe, y la novia de éste. Las dos parejas se mostraron felices y distendidas, algo que daba por hecho que Ernesto está totalmente integrado en la familia de la que pasara veinte años de su vida junto al exministro y expresidente del Congreso, José Bono.

Manrique comparte orígenes latinos con Rodríguez, que nació y pasó su infancia en Guatemala. Él es nueve años menor -ella tiene 56 y él 48-, algo que no parece ser un impedimento para que ambos compartan un precioso amor que ha transportado a la empresaria de joyas a una segunda juventud. Con un próspero futuro profesional –es propietaria de varias franquicias de la firma ‘Tous’-, se embarcaba a principios de mes en un nuevo proyecto.

La empresaria, arropada por su actual pareja y su familia, presentó su nueva línea cosmética Oceanyx, basada en principios activos de origen marino. Esta nueva incursión en el mundo de la cosmética supone un nuevo reto y una respuesta efectiva para pieles que buscan un cuidado específico y personalizado. Rodeada de tres de sus hijos –Ana, Amelia y Pepe-, su pareja y numerosos amigos, Ana Rodríguez deslumbró a todos ataviada con un vestido rojo y joyas de Tous. Un estilo elegante que caracteriza a esta mujer emprendedora.

Sobre José Bono: “no somos amigos”

Al tener la custodia compartida de su única hija menor, Sofía, el padre de los cuatro hijos de la guatemalteca mantiene un contacto fluido con ella. Aun así, reconoce tener una buena relación con él, pero declara abiertamente: “no somos amigos”. Reconoce haber tenido un pasado en el que la convivencia era muy complicada a causa de la agenda del exministro.

En una entrevista concedida a LOC, la exmujer de José Bono contó todas las frustraciones generadas a partir de su divorcio, que hicieron que la empresaria  sintiera violada su intimidad: "Hubo una caza de brujas. Me sentí muy expuesta, fue un momento difícil para mí y mi familia".

A pesar de pasar un mal trago a raíz de su mediática separación, Ana Rodríguez se muestra feliz y radiante, como se puede apreciar en las imágenes, disfrutando de esta gratificante etapa de su vida en la que compatibiliza las facetas de madre, abuela y empresaria de éxito.

Comentarios