lunes 09.12.2019
EL NúMERO UNO DE LA LISTA SOBERANISTA CATALANA

Romeva se apunta a la app de mensajes secretos

El política catalán verde e independentista se apuntó a la red de mensajería rusa a los pocos días de hacerse público que encabezaba la lista soberanista de Artur Mas y Oriol Junqueras

 El cabeza de lista de Junts pel sí, Raúl Romeva. | EP
El cabeza de lista de Junts pel sí, Raúl Romeva. | EP

Raúl Romeva se alistó el 3 de agosto a la red de mensajes más discretos que ofrece el mercado a un usuario de smartphones. Al igual que sus colegas de Podemos, que lo hicieron de cara a las municipales del 24M, el cabeza de la lista soberanista catalana, el eurodiputado Raúl Romeva se apuntó a Telegram, rival encarnizada de Whatsapp.

Telegram es casi igual que la popular Whatsapp en casi todo, pero en lugar de origen norteamericano es de diseño ruso. Al margen de aplicaciones más propias de servicios de inteligencia, está considerada la más discreta en cuanto a su uso, ya que los mensajes no se almacenan en ningún servidor, algo que no sucede con Whatsapp, hoy propiedad del gigante Facebook.

Iglesias y sus compañeras de la cúpula de Podemos desvelaron, en plena euforia por lograr el Ayuntamiento de Madrid, como había gestado el fichaje de la hoy alcaldesa, Manuela Carmena. Dejaron al descubierto así cómo utilizan Telegram y cómo, que además tiene una opción que permite el borrado casi instantáneo de mensajes e imágenes que se han transmitido.

Romeva, eurodiputado hasta 2014, paradójicamente nacido en Madrid, aceptó el 15 de julio públicamente encabezar una lista llamada de unidad y soberanista que respaldan Convergencia y ERC, entre otros, y en la que también están Artur Mas y Oriol Junqueras. Solo tres semanas después ya estaba en el circuito de los mensajes secretos.

La Policía española, cuando por mandato judicial interviene teléfonos, no tiene acceso directo ni fácil a los mensajes de Whatsapp, que requiere una cara y complicada licencia. No ocurre así con los servicios de inteligencia norteamericanos, con un acceso mucho más fácil. Sin embargo, ya hay en España licencias adquiridas por servicios de inteligencia para, bajo supervisión judicial, poder investigar este tipo de mensajes vía app que han dejado desfasados los accesibles –para sus ojos– SMS.

Pero uno de los mayores recelos que suscita a los expertos en seguridad el uso de Whatsapp es una característica que comparte con Telegram. No es el depósito de mensajes en servidores ajenos y fuera de control, que también, sino el hecho de que en cuanto instalas la app en tu Smartphone, ambas aplicaciones se hacen con la agenda personal del usuario. Una información valiosísima en el caso de un político como el catalán. Eso sí, no está en manos americanas, sino rusas, en un remedo tecnológico y surrealista de la ‘guerra fría’.

Comentarios