lunes 21.10.2019
Entre la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra

Tensión y amenazas en la reunión de seguridad para frenar el 1-O

El coronel de la Guardia Civil, Pérez de los Cobos, jefe del dispositivo para el próximo 1-O, ordenó a Ferrán López, comisario superior de Coordinación territorial del los Mossos d'Esquadra, mandar recuerdos a su 'major', Josep Lluís Trapero, y advirtió que la próxima reunión se celebraría en la central del cuerpo de seguridad autonómico

Orden de la Fiscalía, que ordena a los Mossos d'Esquadra precintar los colegios electorales.
Orden de la Fiscalía, que ordena a los Mossos d'Esquadra precintar los colegios electorales.

Calma tensa la vivida entre la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra, durante la última Mesa de Coordinación Policial celebrada el pasado lunes. A la primera reunión para frenar el referéndum ilegal sobre la secesión de Cataluña no acudió Josep Lluís Trapero, el 'major' de los Mossos, tal y como cabía esperarse después de que un portavoz mencionara que no necesariamente acudiría un cargo mayor.  Su lugar lo ocupó Ferran López, comisario superior de Coordinación territorial del cuerpo, uno de sus 'números dos', junto al comisario Joan Carles Molinero. Este gesto no sentó bien en el núcleo del Instituto Armado ni a Diego Pérez de los Cobos, director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad y coronel de la Guardia Civil.

Durante el encuentro entre los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad del estado se discutieron varias medidas, aunque hubo un momento en el que la tensión se pudo cortar con un cuchillo. El jefe del dispositivo para el próximo 1-O ordenó al enviado de Trapero a investigar a todos los directores de colegios 'independentistas'. "No se preocupe, no hacía falta que viniese su superior... Pero les voy a mandar deberes: con sus mossos, cojan a todos los directores/as de los colegios que han dejado sus dependencias para votar el 1 de octubre, y les toman declaración", espetó el coronel del Instituto Armado, según afirman fuentes policiales. 

De hecho, este martes la Fiscalía Superior de Cataluña ordenó a los Mossos d'Esquadra precintar, antes del próximo sábado, las escuelas designadas como puntos de votación del referéndum 1 de octubre e impedir que se pueda votar en la calle en un radio de 100 metros. En una orden remitida hoy al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la Fiscalía pide a la policía catalana que garantice que no se pueda acceder a los locales que está previsto que acojan urnas y que se evite la constitución de mesas electorales mediante un "amplio dispositivo" policial.

ordenmossos

Orden de la Fiscalía que ordena a los Mossos d'Esquadra precintar los colegios electorales. 

Por su parte, los Mossos d'Esquadra han decidido boicotear esta orden, según fuentes consultadas por Estrella Digital. A los agentes se les ha podido ver patrullar durante la tarde este martes en las inmediaciones del polígono industrial del Prat, zona vigilada por la Guardia Civil. La idea es mantener a los mossos ocupados en otras labores para así no disponer de efectivos suficientes para acatar las órdenes de la Fiscalía. 

Las tiranteces entre ambos no acabó con esta orden.  Pérez de los Cobos -la mano derecho de Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su época de ministro- 'amenazó' com cambiar la localización del próximo encuentro: "¡Ah! Le da muchos recuerdos a su 'major' y le dice que la siguiente reunión la haremos directamente en la sede central de los Mossos d'Esquadra". 

Este conflicto se produjo sólo un día antes de que comenzaran a viralizarse las despedidas de todos los guardias civiles que han partido desde sus cuarteles de destino hacia Cataluña, para reforzar el dispositivo judicial para frenar el referéndum ilegal planteado por el 'Govern' de Carles Puigdemont. En algunas de las partidas de los agentes del Instituto Armado se pudieron escucharan frases como: "A por ellos". Ha sido precisamente esta proclama la que se ha convertido en 'trending topic' en Twitter a lo largo de este martes. 

La exaltación en las despedidas de los miembros de la Guardia Civil y la Policía Nacional han molestado al Ministerio del Interior, según afirma el diario digital, 'El Plural': "Las despedidas de guardias civiles y policías destinados a Cataluña para el operativo contra el referéndum independentista ponen en una situación delicada al Ministerio del Interior, que ya ha dado orden de investigar lo sucedido en una comisaría de Córdoba, donde los propios agentes y mandos, junto a sus familiares lanzaron gritos de '¡Viva, España!".

Comentarios