sábado 19.10.2019

Ignacio González, próxima parada Estepona

La Puerta del Sol está revuelta. Mientras unos buscan trabajo y otros esperan a ver si cuentan con ellos, el actual presidente tiene claro que pondrá tierra de por medio

Ignacio González en el Metro de Madrid. | Madrid.org
Ignacio González en el Metro de Madrid. | Madrid.org

Sólo ha estado tres años al frente del Gobierno autonómico pero lleva casi veinte en política. Ignacio González ocupó su primer cargo público como subsecretario de Educación en 1996. Fue el comienzo de una carrera enlazando puestos hasta situarse al frente de la región madrileña: secretario de Estado de la Administración, delegado del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración, diputado autonómico, consejero de Cultura y Deportes, Vicepresidente de la Comunidad de Madrid y finalmente, presidente por rebote.

González no ha tenido la oportunidad de quitarse la espina de ser presidente electo. Sus tres años dirigiendo la Real Casa de Correos se han empañado hasta volverse opacos por otra casa: su ático de Estepona.

La investigación abierta en el juzgado de Estepona, la imputación y posterior “desimputación” de su esposa Lourdes Cabero y las filtraciones de su conversación con el comisario Villarejo no frenan los ánimos del presidente madrileño para retirarse un tiempo a su ático de lujo de la milla de oro marbellí. Quiere abandonar cuanto antes la Comunidad de Madrid, para eso facilitará la composición del gobierno entrante tan pronto como lo permita el calendario. Él lo tiene claro, aseguran fuentes cercanas al ejecutivo regional, va a poner tierra de por medio, concretamente los 600 kilómetros que le separan de su polémico ático de 400 metros cuadrados. Ignacio González no va a dejar la militancia del PP, pero se marcha de Madrid.

Mariano Rajoy ha conseguido quitarse a González del medio. Desde el Ejecutivo regional prefieren no opinar sobre los motivos que pudieron llevar a Rajoy a apartar a González y, en todo caso, apostillan que debería ser el partido quien los cuente. Se respira una sensación de complot.

La Real Casa de Correos ya está de retirada. Unos recogen, otros corren a recolocarse y algunos esperan a ver si el nuevo gobierno quiere contar con ellos. Acabó la era Aguirre en el Gobierno regional.

Comentarios