jueves 17.10.2019
PEDRO J. LE PREGUNTA POR LA CANDIDATURA

Aguirre: “Me cortan el cuello”

Pedro J. Ramírez tuvo dos invitadas de excepción en la presentación de su proyecto de diario digital en el Hotel Ritz: Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, ambas enredadas en intrigas para ser candidatas por Madrid. Cuando Pedro J., en el coloquio, se refirió a las cuitas de Rajoy en torno a la cuestión, Aguirre se rebanó teatralmente el cuello con el pulgar

Anson, Cifuentes, Ruíz de la Prada, Aguirre y María Ramírez, en la cabecera de la conferencia de Pedro J. Ramírez. | Twitter @elespanolcom
Anson, Cifuentes, Ruíz de la Prada, Aguirre y María Ramírez, en la cabecera de la conferencia de Pedro J. Ramírez. | Twitter @elespanolcom

Pedro J. Ramírez ha conseguido llenar ni más ni menos que tres salones del Ritz en la conferencia presentación de su proyecto digital, “El español”. Pero no lo ha llenado ni de empresarios del IBEX 35 ni de políticos del PP. Aunque en la mesa principal estaban, rodeando a Agatha Ruíz de la Prada, las dos grandes damas del PP madrileño, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes (que llegó tarde). En medio del florido verbo de Pedro J. Ramírez, surgió una pregunta sobre los candidatos del PP en Madrid para las próximas lecciones. En ese instante Aguirre hizo una confidencia a la mujer de Pedro J. Que acompañó con un significativo gesto: rebanarse el pescuezo con el pulgar.

Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes han hablado discretamente entre ellas cuando una pregunta se refería “al sufrimiento” de estar pendientes de la decisión de Rajoy. Pedro J. Ha asegurado que la misma Cifuentes está en la carrera por una plaza de candidata, sin dejar claro a cuál.

La pregunta y la respuesta de Pedro J. ha provocado una enorme incomodidad en Aguirre, a quien los organizadores del foro Nueva Economía han acercado un micrófono inalámbrico, para dar ocasión a que respondiera. Se ha negado con más mímica: cremallera que cierra la boca. Pocos minutos después ha abandonado a la carrera el salón del Ritz mientras Pedro J. mantenía el animado coloquio desgranando su proyecto.

A lo largo de su alocución, el editor de “El español” ha desgranado la relación del Bárcenas con Mariano Rajoy, relación que ha definido como “una pistola humeante”. A pocos metros estaba Javier Gómez de Liaño, hasta hace nada abogado de Bárcenas y nuevo miembro del Consejo de Administración del diario digital en gestación y, por lo tanto, socio de Pedro J. Ramírez. Lo significativo eran los cabezazos de asentimiento de Esperanza Aguirre a las palabras del director de periódico y la mirada petrificada de Cristina Cifuentes, que apenas se atrevió a comentar la jugada con su veterana compañera, Aguirre, aunque lo hizo con clara complicidad.

En la mesa de Aguirre y Cifuentes estaban también las hijas de Pedro J. Ramírez (María, subdirectora de “El español”) y Cósima (al que la consejera delegada, Eva Fernández, ha calificado de “it girl”), junto al yerno de Pedro J., Eduardo Suárez (el otro subdirector), Luis María Anson, el ex ministro César Antonio Molina, o Fernando Sánchez Dragó. Periodismo, algunos empresarios, Jaime de Marichalar y sin pesos pesados del PP quitando a las dos cabezas rubias del partido en Madrid. Sin duda la cercanía del Debate del Estado de la Nación llevó a los políticos al otro lado del Paseo del Prado. Eso propició el cálido ambiente familiar que llevó a Pedro J. Ramírez a crecerse y asegurar que “El español” “es el primer periódico creado en el siglo XXI pensando en el siglo XXII”. No temblaron los bruñidos espejos del Ritz. Ahí queda eso.

Comentarios