jueves 12.12.2019

Soluciones para los vecinos de Daroca sin agua potable

A corto plazo urgen sistemas de filtrado y de alertas y a largo plazo un sondeo para detectar un nuevo pozo
/COMUNICAE/

Soluciones para los vecinos de Daroca sin agua potable

A corto plazo urgen sistemas de filtrado y de alertas y a largo plazo un sondeo para detectar un nuevo pozo


Daroca es una localizada zaragozana que se destaca por su patrimonio cultural y su tradición, pero estos días es noticia por algo que nada tiene que ver con ello. Los aproximadamente 2.000 vecinos del municipio, se han visto afectados por filtraciones y afecciones en las conducciones de agua, que, sencillamente, provocan que el agua corriente sea no potable. Aparece turbia y con residuos, lo que ha alarmado a los vecinos. Éstos llevan sin poder servirse de agua potable desde el 11 de junio, un lunes del que se cumple ya una semana. Ha habido varios factores en esta molesta (e insalubre) incidencia. Uno de ellos ha sido la crecida del río Jiloca. Esta primavera ha sido en su último tramo lluviosa, y de ello han derivado consecuencias tanto beneficiosas como indeseables. Lo ocurrido a los vecinos de Daroca sin duda es algo más que un contratiempo, pues como el lógico las necesidades de agua potable son hoy una exigencia para cualquier edificio habitable. El AFS o agua fría sanitaria ha de correr por conductos limpios y sin roturas, lo que no sucede en las infraestructuras de Daroca. Dada la situación, es claro que no pueden beber agua del grifo. La turbiedad es tanta que no hacen falta análisis químicos para reconocer el agua como no potable.

Desde el jueves pasado el agua que proveen los grifos es casi nula. El problema es que desde el ayuntamiento de Daroca no se detecta la avería. El propio alcalde reconoce que hasta el momento no han podido ser localizadas las causas reales de las filtraciones. Sin valorar exactamente lo que está pasando, difícilmente se podrá tomar una decisión para resolverlo. El alcalde de Daroca asegura que el agua del depósito llega hasta la altura debida, pero que les resulta imposible que llegue a penetrar en las redes hidráulicas. El Gobierno de Aragón y la Diputación se han puesto en marcha para solucionar la incidencia en el más breve tiempo.

Tras las alertas de los vecinos y la toma de muestras para los pertinentes análisis, ya se demostró el pasado lunes 11 que el agua no era potable. Hay que indicar que desde primeros de abril de este 2018 se anuló la segunda captación de AFS. La razón fue que se detectó una presencia de selenio más elevada de la recomendada por las autoridades sanitarias. Al clausurarse este conducto, se realizó una vinculación con el depósito que ahora ha sido anulado también. El alcalde pide ayuda mientras trabajan especialistas para determinar de dónde surge el problema. Hay que recordar que en muchos casos, el mal estado de infraestructuras hidráulicas (ya sean de saneamiento de aguas residuales o de montantes de AFS), es debido a filtraciones, fisuras y diversas incidencias que pueden afectar a las redes hidráulicas. Las empresas de desatascos profesionales, poseen aparatos de última generación para ello.

Se da la circunstancia de que desde principios de abril está clausurada la segunda captación de agua potable con la que contaba el municipio después de que se detectara una alta concentración de selenio. Se cerró esta tubería y se conectó con el otro depósito que ahora se ha inutilizado también.

Fuente Comunicae

Comentarios