jueves 21/10/21

¿Los siguientes ‘papeles de Panamá’, en USA?

A pesar de que en 2010 Barack Obama aprobó un plan contra la evasión fiscal, conocido como Ley Fatca, según la ONU entran cada año a Estados Unidos al menos 1,6 billones de dólares que provienen de actividades ilícitas. Tras las recientes investigaciónes sobre los 'Papeles de Panamá', los expertos en la materia alzan la vista al país norteamericano, que podría ser el siguiente en ver destapado un posible entramado de estructuras fiscalmente opacas.

Tras las recientes investigaciones sobre los ‘papeles de Panamá’, que indagan en la constitución de sociedades offshore que involucra al despacho de abogados panameño Mossack Fonseca y a más de 100 altos mandatarios, entre los que se encuentran políticos y cargos públicos, más de 60 socios y familiares de éstos y otra docena de personalidades del mundo del deporte, de la alta sociedad y de los negocios, los expertos en la materia alzan la vista a Estados Unidos, que podría ser el siguiente en ser destapado su entramado de estructuras fiscalmente opacas.

Estados Unidos ha emergido como potencia de primer orden mundial para empresarios e inversores extranjeros debido a la resistencia a las nuevas normativas internacionales en materia de divulgación de información, un aspecto que podría poner en el punto de mira a este país norteamericano, y en concreto, a los estados de Nevada o Delaware, paraísos fiscales especializados en la creación de trust y de sociedades offshore. Ambos estados promueven la protección de la información y una fiscalidad poco impositiva. En este contexto, se está dando una masiva fuga de capitales a Estados Unidos, procedente de dinero negro.

La entrada de capitales que provienen de actividades ilícitas y que constituyen un intento de lavado de dinero es una cuestión de importancia en el país. Según los datos de la ONU, cada año entran en Estados Unidos al menos 1,6 billones de dólares con esta finalidad.

Para poner fin a las prácticas ilícitas de evasión de impuestos, en 2010, el gobierno de Barack Obama aprobó un plan contra la evasión fiscal, conocido como ley Fatca, que obliga a las entidades financieras a notificar las cuentas de sus ciudadanos depositadas en el extranjero. La OCDE, en esa misma línea elaboró unas normas más severas para destapar a los evasores fiscales, medida no firmada por Estados Unidos.

Pese a que Estados Unidos pueda ser el siguiente blanco fácil, estados como Delaware, Nevada, Reno o Wyoming, son cada vez la opción elegida por numerosos inversores, empresarios y particulares de todo el mundo, debido a las enormes ventajas fiscales y administrativas que ofrecen.

La consultora fiscal internacional, Foster Swiss, tramita la creación de estructuras en estas jurisdicciones, para una correcta planificación fiscal, y siempre cumpliendo con la normativa vigente, ofreciendo al cliente seguridad y seriedad.

Fuente Comunicae

Comentarios