miércoles 25/5/22

A causa de que puede llegar a salvar una vida, es esencial contar con un desfibrilador y usarlo a tiempo. Este es un aparato que se emplea para la reanimación de personas que sufrieron una parada cardíaca.

La desfibrilación consiste en la emisión de impulsos de corriente al corazón para que este retome su ritmo eléctrico normal. Son fáciles de usar y su rápida utilización es la única manera de intentar evitar la muerte súbita que se produce a causa de la fibrilación ventricular.

Hoy, a través de los servicios de Esforem es posible que distintos locales donde se atiende al público y comunidades de vecinos accedan al alquiler de un desfibrilador externo automático (DEA) por una pequeña cuota mensual.

El sistema de alquiler posibilita que locales y comunidades de vecinos accedan a un desfibrilador

Las paradas cardíacas pueden ocurrir de manera súbita en cualquier momento y lugar.

En peluquerías, restaurantes, tiendas de alimentación o centros de estética, entre otros espacios de acceso público, es conveniente contar con un DEA desfibrilador para poder afrontar un evento de esta naturaleza. Asimismo, en las comunidades de vecinos también se está implantando cada vez más.

Por medio del sistema de alquiler o renting es posible acceder a estos dispositivos de forma asequible. El renting es un contrato de alquiler que oscila entre 1 y 5 años, durante los cuales se dispone del desfibrilador abonando una cuota mensual previamente estipulada. Una de sus principales ventajas es que el importe es fijo, sin coste de entrada ni intereses. Este tipo de contratos, por su importancia para la salud pública, no está sujeto a impuestos.

El contrato modelo de alquiler de un DEA desfibrilador con Esforem incluye, además del aparato en sí, accesorios como los electrodos y una vitrina homologada. También está contemplado el cambio de parches y baterías por caducidad o desgaste. La firma cuenta también con un servicio de asistencia durante todo el día y un seguro de responsabilidad civil sobre desfibriladores.

Dispositivos sencillos de utilizar y que incluyen todas las instrucciones

Para cumplir con la normativa vigente, cada desfibrilador es dado de alta en la comunidad autónoma que corresponda. Un local o edificio que cuenta con un equipo de estas características obtiene el certificado de espacio cardioprotegido. Los modelos de desfibriladores modernos son lo suficientemente sencillos de utilizar como para que cualquier persona pueda manipularlos.

Son livianos, ya que pesan apenas un kilo, y vienen con instrucciones de voz muy claras que permiten seguir una serie de pasos para utilizarlos de forma inmediata sin la necesidad de tener conocimientos médicos. Su uso es apto en niños y también en bebés. El propio aparato indica, mediante una luz parpadeante, cuándo es necesario efectuar una descarga.

A través de Esforem, distribuidor oficial de Philips Medical en España, es posible acceder al alquiler de un desfibrilador para salvar vidas.


¿Por qué decidirse por el alquiler de desfibriladores?, según Esforem
Comentarios