jueves 09.07.2020

Qida inicia la prestación de sus servicios en la Comunidad de Aragón

Qida prevé atender alrededor de 400 familias con su llegada a la comunidad aragonesa, una actividad que constituirá aproximadamente el 15% de la facturación de la compañía a cierre del ejercicio 2020
/COMUNICAE/

Qida prevé atender alrededor de 400 familias con su llegada a la comunidad aragonesa, una actividad que constituirá aproximadamente el 15% de la facturación de la compañía a cierre del ejercicio 2020


Febrero 2020. Qida, la startup española de impacto social, que nació a principios de 2018 con la misión de hacer posible que las personas mayores o dependientes pasen más tiempo en casa bien cuidadas, amplía la cobertura de sus servicios fuera de Catalunya con la apertura de una delegación en la Comunidad de Aragón, ubicada en concreto en Zaragoza, en el edificio CIEM (Av. de la Autonomía, 7). En el marco de su estrategia de expansión nacional, Qida desembarca en la comunidad aragonesa con la previsión de atender domiciliariamente a alrededor de 400 familias, una actividad que supondrá aproximadamente el 15% de la facturación de la compañía, a cierre del ejercicio 2020.

Y es que Aragón es una plaza clave para la actividad de Qida y la implantación de la compañía. En palabras de Oriol Fuertes, CEO de Qida: “En Aragón se producen más de 160 mil ingresos hospitalarios al año, con una estancia media en el hospital de más de 6 días. Queremos reducir estas cifras, queremos que la gente ingrese menos en los hospitales y que salga antes de ellos para volver a sus casas”. Y añade: La razón por la que QIDA existe es para ayudar a que las personas en situación de dependencia o cronicidad vivan Más tiempo, con Mejor salud y Mayor calidad en sus casas, es nuestra triple M”.

Para conseguir este triple objetivo, Qida llega a Zaragoza con su innovador modelo de atención domiciliaria que combina tres aspectos clave. Primero, un cuidado y seguimiento experto y de calidad por medio de un/a trabajador/a social y de un/a cuidador/a. Segundo, la recogida de los datos del paciente y una actuación proactiva, conjuntamente con el sistema sanitario, es decir, convertirse en los ojos del sistema público y privado en el hogar. Y tercero, ofrecer una cobertura de servicios integrales y tecnológicos que permitan, por un lado, detectar y anticiparse a posibles descompensaciones, y por el otro, mantener informado tanto a las familias como a los/las trabajadores/as sanitarios/as.

En este sentido, Oriol Fuertes señala: “Actualmente ofrecemos servicios desde 4 horas por 5 días a la semana hasta 24 horas por 7 días a la semana, y contamos con acuerdos de proveedores tecnológicos y servicios ortopédicos a nivel nacional. Estamos también trabajando para cerrar otros servicios con proveedores locales”.

Un equipo multidisciplinar, con expertos en salud y social
Qida cuenta en la comunidad aragonesa con un equipo local multidisciplinar compuesto por profesionales especializados en salud y social, responsables de la atención directa a las familias y de la coordinación con los distintos centros sanitarios y sociales.

En su compromiso fundacional por devolver el estatus social a sus cuidadores, la compañía implementará su plan de formación física y digital así como velará por su salud y bienestar, implantando en su delegación en Zaragoza varias iniciativas en este sentido, entre las que destaca la creación de un equipo de profesionales encargado de cuidar a los cuidadores.

La compañía también creará en Zaragoza una comunidad de Qiders, espacios donde los cuidadores podrán compartir qué sienten al dedicar su vida a cuidar personas con dependencia y donde podrán encontrar la comprensión y apoyo de otras personas que están en la misma situación, con el fin de disminuir la angustia que puede generar el trabajo de cuidador.

El equipo de profesionales de Qida en la localidad también tendrá acceso a formaciones específicas en movilizaciones, enfermedades, higiene y acompañamiento de las personas dependientes, impartidas por profesionales colegiados del sector.

Fuente Comunicae

Comentarios