miércoles 13.11.2019

Una propuesta consolidada para garantizar la calidad en el cuidado de las personas mayores

Cuando se trata de conseguir calidad de vida para las personas mayores dependientes, resulta muy aconsejable acogerse a las garantías que ofrece una gran empresa de prestigio en el sector de las residencias y centros de día, como es el caso del Grupo ORPEA. Nuestra matriz ha extendido un modelo de éxito por distintos países de Europa, con una expansión que desde Francia ha ido cuajando en Italia, Bélgica, Austria, Suiza o República Checa. En España cumplimos ya diez años de operaciones, a lo largo de los cuales hemos consolidado una red que en la actualidad comprende hasta 22 residencias. Esta cifra supone prestar servicio para unas 3.000 camas. Estamos presentes en las principales ciudades del país y en otras localidades repartidas por el territorio nacional.

Esta infraestructura y este nivel de expansión son buen espejo de la solidez que caracteriza a nuestros servicios, apoyados siempre en unos firmes compromisos éticos que nos permitan asegurar en todos los casos unos altos estándares de calidad para la atención que ofrecemos a las personas en todos los niveles de dependencia. A tal fin, mantenemos una velocidad de crecimiento razonable para el negocio, procurando además la estabilidad en la configuración de los servicios internos y externos, así como la inversión regular en el mantenimiento de las infraestructuras. Todo ello repercute positivamente en el bienestar de nuestros usuarios, que son en todos los casos nuestra primera prioridad.

Otro aspecto destacable de nuestra política es la apuesta por el intercambio generacional. Nuestros centros, lejos de encerrarse en sí mismos, desarrollan iniciativas innovadoras para fomentar la visita de las familias y del alumnado de las escuelas que existan en el entorno, fomentando un contacto social beneficioso para nuestros residentes y usuarios a la vez que para quienes nos visitan.

En los centros del Grupo ORPEA estamos comprometidos con la calidad asistencial al nivel que requiera cada una de las personas que vienen a nuestros centros. Contamos con el personal cualificado necesario  (médicos, enfermeros, psicólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales…) para poder hacerlo satisfactoriamente y con un énfasis en las terapias no medicamentosas. De esta manera, por ejemplo, poseemos los recursos necesarios para dar los cuidados necesarios a las personas enfermas de Alzheimer en unidades específicas.

Nos preocupamos por todos los detalles que influyen en el bienestar de nuestros usuarios, desde el equipamiento de nuestras instalaciones –seguras a la vez que pensadas para respetar la dignidad e integridad de las personas– hasta el estado de ánimo de la plantilla, pasando por la elaboración cuidadosa de los menús, con atención a las necesidades nutricionales de cada residente.

Continuamos esforzándonos para garantizar que el ingreso en cualquiera de nuestros centros signifique acceder a los cuidados óptimos para cada persona, en unas condiciones de comodidad y dignidad, con una respuesta rápida a sus necesidades. La estructura con la que contamos como grupo con presencia internacional nos ayuda a impulsar los máximos estándares de calidad y la óptima formación de nuestro personal, así como a permanecer atentos a las demandas de los usuarios y sus familias.

Contacto:

Orpea

www.orpea.es/

Comentarios