Planes de puente, ¿cuál prefieres tú?

Después de trabajar durante toda la semana cuando llega un puente son muchas las personas que quieren aprovechar para desconectar y descansar, pero no todas las economías domesticas permiten irse de vacaciones.

estrelladigital
estrelladigital
Planes de puente, ¿cuál prefieres tú?

Cada año, en España el calendario laboral fija una serie de festivos comunes a todo el territorio nacional, y que a veces caen en viernes o lunes, dando la posibilidad de hacer un puente. Algo que ocurre también cuando dicho festivo cae en domingo, pasándose este al día siguiente de manera oficial.

Cuando pasa esto, es como si llegaran de pronto unas mini vacaciones. Poder pasar de pronto tres días sin trabajar o sin ir a estudiar es sin duda algo que se agradece. Y si el festivo cae en jueves o martes y se tiene la posibilidad de hacer puente, mejor que mejor. Entonces son cuatro días libres y no tres.

¡Desconecta de tu rutina diaria durante el puente!

Y es que el ritmo de vida actual es frenético. Las ciudades son cada vez más grandes, y el acceso a los medios de transporte hace que ya nadie tenga problemas en buscar trabajo en una zona alejada de casa. Empleos en los que a veces la jornada es verdaderamente maratoniana, por otro lado. Así las cosas, un puente es esperado con ansia por gran cantidad de españoles.

Pero unos días libres bien merece la pena que sean aprovechados. Quedarse en casa sentado en el sofá desde luego no parece el mejor plan. Es mucho mejor idea pensar en algo que se pueda hacer durante el puente. Para quien le falte la inspiración en este sentido, a continuación se dan una serie de consejos para sacar el máximo provecho a estos días de relax.

¿Qué tal si aprovechas para irte de compras?

Ir de compras se está convirtiendo en todo un clásico a la hora de pasar el tiempo libre, que no parece que vaya a pasar de moda. Los amantes de la ropa y los complementos pueden pasar al menos un día del puente rebuscando entre sus tiendas favoritas las mejores prendas de ropa y complementos.

Algo que también pueden hacer los amantes de la lectura, de la música y demás aficiones. El centro comercial en Albacete es una gran opción para pasar un divertido día de shopping para quienes vivan en esta ciudad o cerca de ella. Y para picar algo, se puede hacer una parada y buscar el que se prefiera de los restaurantes en Albacete.

¡Vete a contemplar las maravillas de la naturaleza!

En la naturaleza siempre hay opciones para pasar un día en grande. Los amantes del senderismo cuentan con gran cantidad de rutas espectaculares por toda la Península, por lo cual nunca es necesario irse muy lejos para disfrutar un poco del aire más puro.

También es posible hacer una ruta en bici, y siempre que el tiempo acompañe, se puede llevar la comida ya preparada en casa, y hacer un divertido picnic con la familia, los amigos o ambos. Este plan lo tiene todo, ya que además de económico, es saludable y entrañable, permitiendo pasar el día con aquellas personas a las que más se quiere.

¿Lo tuyo es el arte y la cultura? ¿Entonces qué tal un museo?

Muchas personas disfrutan del arte y la cultura más que de ninguna otra cosa. Pues bien, para estas lo mejor puede ser buscar un museo en el que empaparse de un poco de Historia. Un plan como este enriquece siempre, y además no cuesta nunca mucho dinero.

Tanto es así, que por ejemplo entrar al Museo del Prado es gratuito de lunes a sábado de 6 a 8 de la tarde, y los domingos y festivos de 5 a 7 de la tarde. Eso sí, esto no incluye las exposiciones las temporales, las cuales sí serán de pago. Pero no cabe duda alguna, de que llegado el caso, puede merecer mucho la pena hacer una inversión en conocer arte.

¡Date el capricho y vete de viaje!

Desde que llegó Internet, hay que reconocer que viajar puede resultar mucho más barato. Gracias a los comparadores online y a los portales de las agencias de viaje, se puede acceder a una oferta realmente espectacular para hacer una gran escapada. Esta opción es ideal para las personas más aventureras, y que no tienen demasiados problemas ni con los destinos ni con los horarios. Y ello porque una oferta de última hora puede hacer que se ahorre un buen porcentaje en el precio del viaje.

¡Fiesta, qué fantástica, fantástica esta fiesta!

Los más fiesteros pueden optar por aprovechar un día del puente para organizar una gran fiesta. En la propia casa se puede reunir a los amigos para pasar un rato en grande, o al menos a aquellos que también hayan decidido no salir de viaje. La mejor forma de que no falte de nada y este plan no resulte muy caro, es hacer una recolecta de dinero entre todos, pagando todo el mundo la misma cantidad, y hacer una compra que incluya productos a gusto de todos.