viernes 06.12.2019

Pedro Quesada, uno de los mejores escultores del momento en nuestro país

El escultor Pedro Quesada se ha convertido en un referente de las artes plásticas en nuestro país
/COMUNICAE/

El escultor Pedro Quesada se ha convertido en un referente de las artes plásticas en nuestro país


Relieve, pintura y escultura. Pedro Quesada es uno de los artistas contemporáneos del momento en nuestro país.

Quesada nació en Madrid en noviembre de 1979. Entre los años 2002 al 2011 fué ayudante del pintor y escultor Antonio López. En el año 2004 empezó a colaborar en el estudio de arquitectura Quesada Hidalgo de Caviedes, para la colocación de una escultura en Las olivas del Acebuchar (Málaga).

Obtuvo el Primer Premio del Concurso para la colocación de una escultura en la plaza del Olivo en Aravaca (Madrid, 2003), organizado entre la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid y la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid.

El año pasado ganó la edición número 52 del Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura con su obra “Desnudo”. Una carrera meteórica para un artista poco convencional.

El trabajo de Quesada es principalmente figurativo ya que lo que le interesa es trabajar con la figura humana y todas las posibilidades expresivas que esta tiene. Según Quesada cada artista conecta con algunos aspectos de la vida. En su caso, la infancia juega un papel fundamental en su obra. Es aquí donde el artista madrileño muestra la inocencia, la quietud y lo sutil del ser humano. Quesada conecta con la vulnerabilidad y la fragilidad del ser humano y utiliza la infancia para expresarlas.

La obra figurativa es producida con sensibilidad y explora áreas como la ternura, la dulzura y la inocencia, buscando siempre la belleza y rehuyendo del dramatismo.

Galería Ansorena
En la actualidad Pedro Quesada participa en la exposición colectiva Verano 2019 que inauguró la Galería Ansorena el pasado 25 de junio. La muestra, que reúne otros artistas, permanecerá abierta hasta el 13 de septiembre.

La obra de Pedro Quesada se ha centrado en trabajar un nuevo proyecto en el que lleva el bodegón a las tres dimensiones de la escultura. El material empleado para modelar los bodegones es la cera. Dota a las frutas y verduras de una belleza cándida, a través de la pureza y la descomposición de sus líneas, algo que siempre ha caracterizado su obra.

 

 

Fuente Comunicae

Comentarios