El pago con tarjetas de crédito está en alza

Cada vez son menos los negocios  que no disponen de  la opción del pago con  tarjetas de crédito, lo que facilita las cosas de manera considerable para los clientes.

tarjeta de crédito
tarjeta de crédito
El pago con tarjetas de crédito está en alza

El uso de tarjetas de crédito es cada vez mayor y no es precisamente para menos, ya que la situación económica para muchas familias no es la mejor y ven en las tarjetas de crédito una forma sencilla, pero, sobre todo, muy accesible, de poder adquirir el producto que necesitan de una manera rápida.

El informe del Banco de España que corresponde justamente al primer trimestre de 2017 afirma que actualmente hay 50 millones de tarjetas de crédito en el país y un poco más de la mitad para las tarjetas de débito.

Imagen que contiene interior, personaDescripción generada con confianza alta

Las grandes ventajas en el uso de la tarjeta de crédito

Hay que tener en cuenta que son muchas las ventajas que uno obtiene gracias al uso de la tarjeta de crédito. De por sí la seguridad es algo importante para todos, el poder ir a comprar un producto, sin tener que cargar todo el efectivo encima, es algo que te deja mucho más tranquilo a la hora de hacer compras grandes.

Además de darte más seguridad en ese sentido, las tarjetas en la actualidad cuentan con sistemas de seguridad para evitar que cualquiera que no sea el propietario las use, de esta forma puedes estar completamente seguro de que la única persona que hará uso de dicha tarjeta serás tú.

La gran mayoría de negocios en la actualidad aceptan tarjetas de crédito, generalmente son los pequeños comerciantes los que no ofrecen esta clase de comodidades, pero por suerte cada vez se encuentran más negocios aceptando tarjetas de crédito lo que facilita las cosas de manera considerable para el cliente que no solo tiene una mayor cantidad de opciones de pago, sino que además, esto genera que el dueño del negocio o empresa, pueda tener un número mayor de ventas al ofrecer métodos de pagos alternativos.

¿Dónde solicitar mi tarjeta de crédito?

Santander es uno de los bancos que más sucursales tiene alrededor del mundo y el cual tiene una fuerte presencia en nuestro país. No es extraño precisamente que cada vez más personas decidan no únicamente adquirir una tarjeta de crédito, sino además que elijan el Banco Santander para obtener la suya.

Cómo solicitar tarjeta de crédito Banco Santander

La mejor manera de solicitar una tarjeta de crédito de Banco Santander es, evidentemente, acercándose a alguna sucursal de dicho banco. En ella te asesorarán y te informarán de todos los requisitos que necesitas cumplir para poder solicitar una tarjeta de crédito del Banco Santander.

Está más que claro que no todo el mundo puede solicitar una tarjeta de crédito, sea del banco que sea, es importante tener muy claro esto ya que algunos requisitos son más que evidentes.

En pocas palabras si quieres saber cómo obtener tu tarjeta, sin duda lo mejor que puedes hacer es asesorarte con un profesional para que de esta forma sea capaz de explicarte detalladamente todo lo que necesitas saber antes de solicitar dicha tarjeta, los beneficios que podrás obtener y los requisitos que necesitas cumplir para poder hacerlo.

Dejando el efectivo atrás

Poco a poco se vuelve cada vez más común el hecho de que servicios los cuales antes se pagaban con efectivo, se comiencen a incluso, debitar de forma automática desde la tarjeta, ahorrando una gran cantidad de tiempo para el cliente e incluso en algunas ocasiones disfrutando de descuentos importantes por ello.

Además, cada vez es más normal que se usen para hacer pagos en diferentes servicios y compras generales. Evidentemente en la actualidad sigue siendo más usado el efectivo, pero con el paso de los años se ha visto un creciente uso de la tarjeta de crédito y métodos de pagos alternativos, que nos dejan muy en claro que en un futuro no tan lejano como a muchos les gustaría pensar, el pago en efectivo quedara completamente de lado.

Hay que tener en cuenta que, en la actualidad, las transacciones entre particulares y empresas o incluso entre empresas que superen los 2.500€ se encuentran prohibidas por lo que una gran cantidad de personas se ven obligadas al uso de tarjetas de crédito, todo esto con el motivo de evitar la economía sumergida.

En pocas palabras y para intentar resumir un poco lo comentado anteriormente. Una tarjeta de crédito es capaz de otorgar comodidad, sencillez y a la vez que rapidez en los pagos.

Algo que sin dudas ahorra una gran cantidad de dolores de cabeza tanto al comerciante como al cliente, que encuentra en la tarjeta de crédito no únicamente una forma de pago segura, sino además le ahorra el engorroso problema que supone el manejar cifras de dinero que pueden llegar a ser bastante grandes en algunos casos.