Viernes 14.12.2018

myABCKit habla sobre los beneficios del aprendizaje a través del juego

La comunicación, el desarrollo cognitivo o las habilidades sociales son algunas de las capacidades que los niños pueden mejorar mientras se divierten
/COMUNICAE/

La comunicación, el desarrollo cognitivo o las habilidades sociales son algunas de las capacidades que los niños pueden mejorar mientras se divierten


La diversión se ha convertido, en los últimos años, en una de las herramientas más efectivas para el aprendizaje en edades tempranas ya que mientras juegan los niños se relajan, lo que favorece su receptividad ante nuevos conceptos, ideas y valores.

“Lo que se aprende con el juego se retiene más fácilmente en la memoria, creando nuevas asociaciones, experiencias e interacciones. Así, durante los primeros años el juego permite desarrollar habilidades cognitivas, crear relaciones sociales y despertar las relaciones afectivas”, señalan desde myABCKit (www.myabckit.com), aplicación basada en el aprendizaje a través del juego.

Pero existen otras ventajas que tiene incluir el juego dentro del sistema de enseñanza y aprendizaje en edades tempranas:

Mejora la comunicación. La mejor forma de aprender una lengua es hablarla y la mejor forma de hablarla es interactuando con otros. A través del juego los pequeños se ven obligados a expresarse, escuchar, prestar atención, utilizar las palabras adecuadas, mejorar la pronunciación, ampliar su vocabulario, etc., habilidades fundamentales de la comunicación que los pequeños aprenden más fácilmente si las usan mientras se divierten.

Mejora el desarrollo cognitivo. La imaginación y la creatividad que se da en el juego son claves para el desarrollo cognitivo de los niños. Según parece, los niños que juegan a menudo tienen una salud mental más positiva, vínculos afectivos más sólidos y amistades más consolidadas que los que juegan menos tiempo.

Fomenta el aprendizaje significativo. El juego permite que los niños relacionen experiencias nuevas con algo que ya conocen. Imitar lo que hacen los mayores o explorar para descubrir por qué algo es interesante es una de las mejores formas en la que los niños pueden avanzar en su conocimiento.

Mejora las habilidades sociales. Jugar con otros niños y adultos permite que los pequeños aprendan cómo funcionan las relaciones sociales. Además, las experiencias les aportan contexto, lo que les dota de conocimiento para desenvolverse en determinadas situaciones. Lo más habitual es que cuanto más juega un niño, más amigos tiene.

Favorece la comprensión. La motivación de participar en el juego hace que los niños se concentren en ellos y que se preocupen por comprender en qué consisten, qué relaciones son necesarias para desarrollarlos y como se juega con otros.

Mejora la exposición de ideas. La curiosidad es una de las grandes ventajas que tiene el juego en el aprendizaje de los niños ya que cuando éstos tienen la oportunidad de jugar y relacionarse con otros tienden a investigar las posibilidades y desarrollar hipótesis que tienen que plantear de manera clara ante otros niños o adultos.

El juego, además, prepara a los pequeños para desarrollar habilidades como la autoestima o la atención, y consolida sus relaciones afectivas y sociales; predictores importantes del éxito de cualquier individuo. Desde myABCKit señalan que “lo que aprendemos jugando, lo aprendemos para siempre. Y, por ello, desde nuestra app, ayudamos a los niños a leer y escribir a través de cuentos, vídeos, actividades lúdicas e ilustraciones llamativas”.

Fuente:
https://centerforparentingeducation.org/library-of-articles/baby-through-preschool-articles/top-3-benefits-of-learning-through-play/
http://www.legofoundation.com/fr-fr/who-we-are/learning-through-play

Fuente Comunicae

Comentarios