domingo 15.12.2019

Menamobel ofrece las claves para elegir el sofá cama adecuado

Los sofás cama son una solución ideal para invitados inesperados, con el paso del tiempo estos muebles han ido evolucionando hasta convertirse en imprescindibles en muchos hogares
/COMUNICAE/

Los sofás cama son una solución ideal para invitados inesperados, con el paso del tiempo estos muebles han ido evolucionando hasta convertirse en imprescindibles en muchos hogares


El verano ya está aquí y con él, las visitas. Aquellos afortunados que poseen una casa en la playa cada año se enfrentan al mismo problema, la llegada de uno o más familiares para pasar unos días de descanso. Pero, las visitas no solo se producen en la zona de la costa, los urbanitas también abren su casa a los amigos que quieren pasar un fin de semana de compras en la ciudad. El problema es que cada vez las viviendas son más pequeñas o sus habitantes prefieren tener la habitación que sobra destinada a un despacho que a un cuarto de huéspedes.

Afortunadamente hay soluciones para todo y una de ellas es recuperar un clásico: los sofás cama.

Ivana González Mena, directora de Menamobel, asegura que los sofás cama han evolucionado mucho de los arcaicos modelos de antaño. “No pensemos en los acabados de antes, hoy en día, no diferencias un sofá convencional de uno cama y las ventajas de adquirir uno, son muchas. La clave está en elegir el correcto”.

Claves para elegir el mejor sofá cama
Para acertar con el sofá cama, hay que tener en cuenta cinco factores: espacio disponible, diseño, resistencia, calidad del colchón y tipo de apertura. “No es lo mismo ubicar el sofá cama en el salón que un despacho que hará las veces de habitación de invitados. Si el sofá es el único que va a haber en la casa y va a tener un uso diario hay que buscar materiales resistentes y de calidad que brinden una mayor durabilidad. Si el uso es esporádico y va a estar ubicado en un despacho, podemos optar por un modelo cómodo, pero más económico”.

Si algo caracteriza a los sofás cama actuales es su versatilidad, se adaptan a cualquier espacio gracias a sus ingeniosos sistemas de apertura. Como el sistema nido, que oculta bajo el sofá un somier que se desplaza fácilmente y permite disponer de una cama extra en unos segundos.

El sistema olimpo es uno de los que más se utilizan sobre todo para los espacios más pequeños. Con este sistema el sofá se pliega sobre sí mismo y ocupa el mismo espacio cuando se utiliza como cama o simplemente como sofá. Es ideal como cama de matrimonio cuando es necesaria una cama mayor.

Las chaise longues se han convertido en uno de los muebles más demandados por los consumidores. Su amplitud, comodidad y versatilidad las han convertido en las reinas de la casa y por supuesto, también hay chaise longues cama.

En este caso la parte que se transforma permite disponer de una cómoda cama de matrimonio, mientras que la parte fija oculta un gran espacio de almacenaje donde guardar toda la ropa de cama, sábanas, mantas, almohadas, etc.

Una vez elegido el diseño y si las dimensiones encajan en la estancia hay que prestar especial atención al colchón. En este sentido, hay que buscar el confort y la calidad, por tanto, conviene probar el producto antes de adquirirlo. La gran pregunta que hay que hacerse es, "yo… ¿dormiría en él?"

El mercado ofrece una gran variedad de sofás camas para hacer la estancia más agradable a los amigos y disfrutad de un verano en compañía.

Sobre Menamobel
Menamobel es una empresa familiar que lleva más de 40 años amueblando hogares. La compañía, con base en Fuenlabrada, cuenta con una exposición de 1000 metros cuadrados y es, hoy en día, toda una referencia en la zona sur de Madrid. Sus muebles convertibles han revolucionado el sector. Desde 2009 venden a toda España a través de su web www.menamobel.es.

 

Fuente Comunicae

Comentarios