lunes 09.12.2019

La liberación de endorfinas en la crioterapia consigue numerosos beneficios psicológicos, según Cryosense

El poder de la crioterapia, según los resultados de distintos estudios, va más allá del ámbito físico, ya que se ha demostrado que la aplicación del frío mediante nitrógeno líquido incide también en importantes ventajas a nivel psicológico y emocional
/COMUNICAE/

El poder de la crioterapia, según los resultados de distintos estudios, va más allá del ámbito físico, ya que se ha demostrado que la aplicación del frío mediante nitrógeno líquido incide también en importantes ventajas a nivel psicológico y emocional


La liberación de endorfinas es uno de los puntos más destacados en este sentido, según destacan desde cabinecryotherapie.fr, que se consigue tras un tratamiento de crioterapia en una de las cabinas de crioterapia más avanzadas del mercado.

Al liberarse, las endorfinas, que son transmisores cerebrales, son las responsables de conseguir sensaciones agradables que, siempre que sean durante un periodo determinado, consigue unos efectos muy positivos en el usuario. Estos péptidos opoides proceden del hipotálamo y la glándula pituitaria, que son los encargados de su producción.

El tratamiento de problemas psicológicos mediante la crioterapia

Actualmente, numerosos estudios se centran en el descubrimiento de los beneficios a nivel psicológico de las sesiones de crioterapia.

Algunos trastornos psicológicos pueden paliarse gracias a este tratamiento, como la neurosis, que ha encontrado en las cabinas de criosauna un método eficaz para reducir sus efectos.

Se ha comprobado que ciertos efectos psicológicos se consiguen en base a reacciones físicas del propio organismo, que se desencadenan en el cerebro, pudiendo incidir en numerosos beneficios psicológicos.

La crioterapia conduce a la felicidad

No se trata de una frase hecha sin sentido: la crioterapia puede conducir a sensaciones de felicidad gracias al bienestar que se consigue eliminando cuadros de pacientes que padecen insomnio, estrés, ansiedad o depresión.

Todos estos problemas se pueden solucionar mediante el denominador común de los beneficios mentales de la crioterapia, que no es otro que la liberación de endorfinas.

Tras diversos análisis en los que se aplicaba crioterapia a personas que padecían alguno de estos problemas, se comprobó una mejora considerable de su estado de ánimo debido a la segregación de estos transmisores cerebrales.

No obstante, la durabilidad de estos efectos está siendo motivo de estudio entre los especialistas en esta materia, por lo que pronto se podría tener la certeza de que se trata de un tratamiento infalible en la lucha contra este tipo de problemas psicológicos.

Cryosense es el proveedor líder de cabinas de criosauna que está expandiendo su área de negocio a otros continentes, entre ellos Europa, tras su éxito en Estados Unidos. Son muchos los centros médicos y deportivos que ya han incluido una máquina de crioterapia de esta entidad en su oferta y se aprovechan de las innumerables ventajas de sus sesiones.

Fuente Comunicae

Comentarios