miércoles 16.10.2019

La Gran Vía de Madrid más peatonal se estrena a ritmo de musical

María López y Lourdes Velasco,Madrid, 23 nov (EFE).- La nueva Gran Vía de Madrid, con 6.800 metros cuadrados más para el peatón, se ha estrenado en este viernes 'negro' que en el caso del eje más emblemático de la capital española ha sido un viernes de luz, el de las luminarias navideñas que se han encendido hoy siguiendo las órdenes de la alcaldesa, Manuela Carmena.,La nueva Gran Vía ha tenido un hilo musical de postín. Alicia en el País de las Maravillas, Frankestein, el Rey León, Mary Poppins

María López y Lourdes Velasco

Madrid, 23 nov (EFE).- La nueva Gran Vía de Madrid, con 6.800 metros cuadrados más para el peatón, se ha estrenado en este viernes 'negro' que en el caso del eje más emblemático de la capital española ha sido un viernes de luz, el de las luminarias navideñas que se han encendido hoy siguiendo las órdenes de la alcaldesa, Manuela Carmena.

La nueva Gran Vía ha tenido un hilo musical de postín. Alicia en el País de las Maravillas, Frankestein, el Rey León, Mary Poppins o Anastasia han adaptado algunas de sus canciones, que cada día suenan en el llamado 'Broadway' madrileño, para festejar la transformación de esta gran arteria, que mira al siglo XXI y a las "capitales del mundo".

Y es que, seis meses de obras después, los viandantes han podido disfrutar este viernes de los dos carriles que han ganado al coche -quedan dos carriles de circulación por sentido, uno de ellos dedicado al transporte público- y han acudido masivamente a ver las nuevas luces y también a buscar los descuentos heredados de la tradición norteamericana.

Móvil en mano para grabar el momento, ya a las seis de la tarde muchos esperaban que las luces encendiesen el árbol navideño de la Puerta del Sol, lo que ha ocurrido una hora después, a las 19.07, cuando la alcaldesa lo ha indicado desde el acto de inauguración de la Gran Vía, en la plaza de Callao.

"Queremos que se ilumine nuestra ciudad. Queremos que sea un tiempo de luz, de fiesta, que nos permita vernos, escucharnos y disfrutar todos juntos", ha comentado la alcaldesa.

La reforma de la Gran Vía es la obra clave del mandato de Carmena y este viernes se ha notado. A la habitual presencia de los concejales de la oposición se ha sumado la de sus hijos pequeños, imitando los ediles a tantas otras familias madrileñas que han elegido este viernes para ver las luces o acudir a la Plaza Mayor.

Raquel y Andrea, de 28 y 26 años, respectivamente, han venido desde Mallorca a visitar a su amiga Irene. Las tres tienen claro el plan: luces navideñas, muchas fotos y vídeos, pero también compras.

El centro comercial al aire libre que forman Gran Vía y las calles Preciados o Carmen, Elena, de visita desde Santander celebra el espacio para caminar. "Hay mucho coche. Todas las ciudades están peatonalizando sus cascos históricos y además en Madrid te puedes mover en Metro", asegura.

"Me parece genial el cambio, están súper anchas, han puesto árboles que han quedado muy chulos, parece otra ciudad", explica a Efe Beatriz, que trabaja en uno de los comercios de la Gran Vía.

Pero los cambios no son del gusto de todos. A Julia, vecina de 72 años de la calle Preciados, la reforma le parece una "chapuza" y un gasto -6,5 millones de euros- innecesario. Dueña de un restaurante, critica también las nuevas restricciones al tráfico contenidas en Madrid Central.

"No es como la Gran Vía de los 60", zanja sentada en uno de los cerca de 150 nuevos bancos.

Porque Gran Vía estrena también bancos, un total de 143, 110 de granito que sirven además como barrera "antiterrorista" y otros 33 de madera, modulares y con tres piezas versátiles; árboles, 89 perales chinos; 95 nuevos semáforos, redondos y de estilo retro; y 228 farolas led.

Ideada a finales de 2016, la reforma de Gran Vía protagonizó junto a la de plaza de España -que no llegará antes de las elecciones- es una de las consultas ciudadanas convocadas por el Gobierno de Ahora Madrid y es símbolo del proyecto de Manuela Carmena: el cierre al tráfico del centro para reducir la contaminación y hacer de Madrid una ciudad más "paseable".

"Si hay algo que representa a Madrid es la gran calle de la Gran Vía", ha dicho la alcaldesa, que ha remarcado que con el estreno de esta obra "el corazón de Madrid es ahora aún más grande, más limpio y acogedor". EFE

ml-lvp/fg

Comentarios