lunes 26/7/21

GP-Grup dispone de peritos médicos especializados para la gestión de las negligencias médicas

Son muchos los pacientes afectados física y/o psicológicamente por las negligencias médicas. Esto se produce a causa de una mala praxis médica, al no actuar con la diligencia necesaria que su puesto y labor exigen.

GP-Grup es un gabinete pericial que se especializa en la realización, gestión y tramitación de peritajes, por medio de los cuales las personas que han sufrido de negligencia médica pueden encontrar soluciones según su caso específico. Ellos cuentan con peritos médicos especializados que ofrecerán la asesoría y servicios necesarios para acudir a la jurisdicción penal.

¿En qué consiste una negligencia médica?

La negligencia médica se refiere a la práctica llevada a cabo por un profesional de la salud que no actúa con la diligencia necesaria inherente a las prácticas que rigen su trabajo, causando daños y perjuicios físicos o psicológicos al paciente. En otras palabras, es un conjunto de prácticas médicas que no han sido realizadas con el cuidado objetivamente debido.

Entre las causas más habituales de mala praxis médica se encuentran por ejemplo, un mal diagnóstico del paciente o el olvido de material quirúrgico dentro del mismo durante intervenciones. También se incluyen otros errores tales como la perforación de órganos que no son objeto de operación, operaciones en el área equivocada, cirugía equivocada, mala administración de la anestesia o retraso en el tratamiento adecuado, entre otros. Cabe resaltar que no todos los errores pueden considerarse negligencia médica, siempre que el perjuicio no se deba a la falta de conocimiento del personal médico.

¿Cómo se debe proceder ante un caso de negligencia médica?

Aunque los profesionales médicos de cualquier ámbito pueden realizar en algún momento una negligencia médica, existe una notable diferencia en la forma en la que estas se reclaman dependiendo de si han sido dadas en instituciones de salud pública o privada. Si la negligencia se ha dado en la sanidad pública, el procedimiento consiste en presentar una reclamación formal por responsabilidad patrimonial ante la administración sanitaria correspondiente. Ahora bien, en casos de sanidad privada, el procedimiento que se debe seguir consiste en una demanda por responsabilidad civil contra la entidad sanitaria causante ante la jurisdicción civil.

Para ambos casos, existe la posibilidad de que el afectado acuda a la jurisdicción penal, y para estos procedimientos, es fundamental poder contar con un perito médico especializado, tal como los que conforman el equipo de GP-Grup. En conclusión, lo recomendable ante casos de negligencia médica de cualquier tipo es que el paciente pueda ponerse en contacto con especialistas que se encarguen de asesorarle y buscar la mejor solución en pro de su beneficio.


Comentarios