martes 22.10.2019

Ganadería y transporte generan más emisiones GEI según un estudio de la Real Academia de Ingeniería

Es una de las conclusiones preliminares del Proyecto 'Emisiones de GEI en el sistema agroalimentario español y europeo' liderado por la Real Academia de Ingeniería y que cuenta con el patrocinio de Corteva Agriscience, Ebro Foods e IdaiNature
/COMUNICAE/

Es una de las conclusiones preliminares del Proyecto 'Emisiones de GEI en el sistema agroalimentario español y europeo' liderado por la Real Academia de Ingeniería y que cuenta con el patrocinio de Corteva Agriscience, Ebro Foods e IdaiNature


La Real Academia de Ingeniería ha presentado en la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla, su proyecto Emisiones de GEI en el sistema agroalimentario español y europeo.

Este proyecto, que cuenta con el patrocinio de Corteva Agriscience, Ebro Foods e IdaiNature, pretende, mediante una metodología pionera de última generación: calcular la huella de carbono del sistema en su conjunto, estudiar su evolución en la producción de alimentos a largo plazo, compararla con otros países europeos, así como aportar conclusiones y recomendaciones para consolidar la tendencia de una agricultura realmente sostenible en España.

El presidente de la Real Academia de Ingeniería, Elías Fereres ha sido el responsable de la apertura del acto. Para él, “el sector productivo español es el más competitivo a nivel internacional, pero depende de los consumidores del norte de Europa que están muy sensibilizados con el respeto al medio ambiente”.

A continuación, Susana Magro Andrade, directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, ha tomado la palabra asegurando que “la Ingeniería tiene un reto por delante muy importante, ya que hemos comenzado a trabajar demasiado tarde en el cambio climático, y a corto plazo, éste será el eje de políticas relacionadas con la gestión del agua o de la energía”.

Por último, los investigadores Eduardo Aguilera, Pablo Piñero y Alberto Sanz-Cobeña, de la Universidad Politécnica de Madrid, han expuesto algunas las claves del proyecto que están desarrollando.

Un estudio en dos fases: España y Europa
El equipo de investigadores ha comenzado su intervención asegurando que el sistema agroalimentario español es un importante contribuyente en la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). En lo que se refiere a emisiones directas, el 14-15% de los niveles globales procede del sistema de producción agrícola, una cifra que supera el 30% en el caso de las emisiones indirectas.

En lo referente al propio estudio, la principal novedad es la metodología que el equipo ha desarrollado y que busca cuantificar las emisiones de Gases Efecto Invernadero.

Esta metodología incluye el sistema en su totalidad y permite obtener datos de emisiones por cultivo, tipo de ganadería y sector alimentario.

Asimismo, el informe se divide en dos fases, una centrada en el análisis a largo plazo del sistema agroalimentario español con tres cortes temporales: 1960, 1985 y 2010, y una segunda en la que se compararán los resultados con el sistema europeo.

Objetivo: conocer dónde se producen las GEI en el sistema agroalimentario
Los primeros resultados de este estudio, cuyas conclusiones se darán a conocer próximamente, identifican los "puntos calientes" en las emisiones de GEI en el sistema agroalimentario español, en cualquier eslabón de la producción agrícola, su transformación en alimentos o el consumo final.

Entre las conclusiones preliminares, también cabe destacar la importancia de la ganadería, el transporte y la gestión de residuos en la generación de los gases de efecto invernadero dentro del sistema agroalimentario español. En la situación contraria se encuentran los cultivos, así como su huella de carbono, cuya importancia es menor.

Igualmente, destaca el hecho de que el modelo construido en este proyecto permite estudiar el potencial de la aplicación de medidas de mitigación en los subsectores como el de los cultivos, la ganadería o los componentes del balance de emisiones.

Con la puesta en marcha de la segunda fase del proyecto, los investigadores aseguran que se logrará identificar qué subsectores y países contribuyen en mayor medida a las emisiones de GEI, tanto desde el punto de vista de la producción como del consumo.

Para el desarrollo de este proyecto, han tenido especial importancia los trabajos previos realizados, que han supuesto una sólida base para elaborar una reconstrucción histórica de las emisiones de los Gases de Efecto Invernadero.

 

Fuente Comunicae

Comentarios