martes 17.09.2019

Ferrus & Bratos: las consecuencias del tabaco en la salud dental y como aprender a detectarlas a tiempo

El consumo de tabaco dificulta la respuesta del cuerpo a las enfermedades periodontales y afecta a la cicatrización y osteointegración de los implantes dentales. El cáncer de boca es, probablemente, el peor de los efectos asociados al tabaco si se habla en términos de salud dental
/COMUNICAE/

Ferrus & Bratos: las consecuencias del tabaco en la salud dental y como aprender a detectarlas a tiempo

El consumo de tabaco dificulta la respuesta del cuerpo a las enfermedades periodontales y afecta a la cicatrización y osteointegración de los implantes dentales. El cáncer de boca es, probablemente, el peor de los efectos asociados al tabaco si se habla en términos de salud dental


El próximo 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco, una fecha que se celebra desde el año 2006. El tabaquismo es uno de los hábitos más perjudiciales, tanto para la salud general como para los dientes y las encías.

Los daños que provoca en la salud bucodental van mucho más allá de la halitosis -mal aliento-, el color amarillo o las características manchas que aparecen en los dientes de las personas fumadoras.

Con motivo de esta fecha tan señalada, desde la clínica Ferrus & Bratos (www.clinicaferrusbratos.com), se analizan los efectos del tabaquismo y ayuda a detectar algunas complicaciones bucodentales que no se pueden apreciar a simple vista.

“No hay que olvidar que la boca funciona como puerta de entrada al humo del tabaco –y de todos sus nocivos componentes- al organismo. Por ello, muchos de sus efectos negativos se concentran en esta parte del cuerpo” señala el Dr. Jorge Ferrús, experto periodontólogo y fundador de la clínica.

Peor respuesta ante enfermedades periodontales
El tabaco disminuye el riego sanguíneo y contribuye a la disminución de las defensas en las encías. Esto dificulta la respuesta del cuerpo al ataque de las bacterias causantes de la gingivitis y la periodontitis que se acumulan en la zona. Una vez alojadas en la encía, apenas encuentran resistencia para empezar a destruir los tejidos de soporte del diente.

Sin embargo, el tabaco no solo permite a la enfermedad periodontal avanzar más rápido, sino que además complica el diagnóstico ya que enmascara las señales de alarma.

Esto se debe a que los las personas fumadoras presentan menor sangrado de encías e inflamación que las no fumadoras, lo que produce un el retraso en el diagnóstico que una respuesta tardía al problema.

“Una vez que a la persona se le ha detectado el problema periodontal y comienza con el tratamiento, lo más adecuado es dejar de fumar ya que la respuesta a dicho tratamiento también es peor en fumadores”, informan desde la clínica.

Implantes dentales
Eliminar, o al menos reducir, el consumo de tabaco diario mejora las posibilidades de éxito después de haberse sometido a un procedimiento de colocación de implantes.

De hecho, un estudio llevado a cabo por el Glasgow Dental Hospital and School de Escocia, confirmó que en pacientes fumadores que reducen su consumo de tabaco en menos de 10 cigarrillos al día durante una semana antes de la intervención, y hasta 8 semanas después, tienen la misma tasa de éxito que las personas no fumadoras.

El tabaquismo dificulta la osteointegración
El tabaquismo no solo reduce las posibilidades de éxito de los implantes en las fases iniciales, sino también a medio y largo plazo.

Los nocivos componentes que se encuentran en el humo dañan directamente los huesos maxilares, lo que complica la osteointegración –proceso mediante el cual el implante se une al hueso- y disminuye la vida media de los implantes.

Dados los efectos del tabaquismo en los implantes dentales, “es recomendable dejar de fumar unas semanas antes de comenzar el tratamiento”, afirma el doctor Ferrús.

Mayor predisposición al cáncer de boca
Es, probablemente, el peor de los peligros asociados al tabaquismo. Aunque en la aparición de esta enfermedad hay una serie de factores de riesgo que no se pueden controlar, como el sexo o la edad, hay otros que sí están en a la mano de cada uno.

Por ejemplo, el tabaco juega un papel especialmente importante en el desarrollo del cáncer oral. Tal y como apunta la Asociación Española contra el Cáncer, el humo está compuesto por 4.000 sustancias diferentes, 69 de las cuales son cancerígenas.

El que más se suele dar en las personas que fuman es el carcinoma epidermoide, que afecta al suelo de la boca y al borde de la lengua. La tasa de supervivencia a los 5 años es tan solo de un 20%.

“En lo que respecta a personas fumadoras, el riesgo de padecer cáncer de boca está relacionado con la cantidad de tabaco que se consuma y durante cuánto tiempo. Dado que hay otras muchas circunstancias sobre las que no tenemos control y que nos predisponen a padecer la enfermedad, una de las mejores medidas que están a nuestro alcance para prevenir el cáncer de boca es directamente no fumar” concluye el doctor.

Cada año mueren en España alrededor de 50.000 personas por causas atribuibles al consumo de tabaco. A las muertes por cáncer hay que añadir las producidas por enfermedades cardiovasculares y pulmonares, por lo que dejar de fumar es la mejor elección para quienes quieren tener una mayor calidad y cantidad de vida.

Sobre Ferrus & Bratos
Ferrus & Bratos es una clínica dental formada por especialistas en todas las áreas de la Odontología (Ortodoncia, Implantología, Periodoncia, Estética y Conservadora). Todos ellos ejercen su especialidad en exclusiva y se han formado en los másteres nacionales e internacionales más prestigiosos en su campo.

Estos profesionales trabajan conjuntamente y llevan a cabo tratamientos complejos que combinan varias especialidades dentales y que no se encuentran en otras clínicas por la alta cualificación y experiencia que requieren. Entre estos tratamientos están Invisalign, Incognito, los implantes de carga inmediata, la cirugía guiada por ordenador o las carillas Lumineers.

Fuente Comunicae

Comentarios