miércoles 14/4/21

Estrella Digital

Feliu Franquesa reclama medidas para que los jóvenes puedan acceder a la compra de una vivienda

Feliu Franquesa plantea que Avalis también pueda avalar a los jóvenes catalanes para que accedan a la compra de su primera vivienda
/COMUNICAE/

Feliu Franquesa plantea que Avalis también pueda avalar a los jóvenes catalanes para que accedan a la compra de su primera vivienda


La precariedad laboral y la dificultad para ahorrar dificultan que una buena parte de los jóvenes de este país puedan acceder a una vivienda en propiedad. Según datos de la última edición del Observatorio de Emancipación Juvenil, correspondiente al primer semestre del 2020, sólo el 17,3% de los jóvenes españoles de entre 16 y 29 años viven emancipados, el peor dato desde 2001. En la actualidad, la brecha que existe entre los ahorros de dicho colectivo y el presupuesto necesario para adquirir una vivienda es cada vez más grande, lo que dificulta que los jóvenes puedan acceder a una vivienda propia.

Para la mayoría de ellos, el importe inicial del precio del inmueble y las garantías que se deben aportar para la concesión de los préstamos hipotecarios son también un gran escollo. "En los últimos tiempos nos encontramos que la mayor parte de operaciones de compraventa que realizamos, tienen siempre el hándicap que la pareja que quiere comprar, a pesar de tener una estabilidad laboral y capacidad para cumplir las cuotas hipotecarias, no tiene el ahorro necesario para poder llegar al 30% del precio de compra para poder completar la operación", afirma Joan Franquesa, socio director de la inmobiliaria Feliu Franquesa, que advierte que "la actual crisis provocada por la pandemia, dificulta todavía más el acceso de los jóvenes al mercado de compra de una vivienda, ya que la Covid-19 ha agravado la escasa capacidad de emancipación que arrastran desde la crisis económica de 2008".

Por lo general, los bancos suelen conceder hipotecas hasta el 80% del valor del inmueble, y raramente superan ese porcentaje para minimizar los riesgos. A pesar de ello, Franquesa reconoce que "en los últimos tiempos se está creando una discriminación flagrante en favor de los empleados de banca, que están accediendo a créditos hipotecarios del 110%, una situación que contrasta con la del resto de trabajadores, algunos de ellos con mejores salarios, que no pueden acceder al préstamo".

Aval de las Administraciones Públicas
Facilitar el acceso de los jóvenes a la vivienda es uno de los retos que arrastra el sector inmobiliario en los últimos años. Franquesa pone el ejemplo de países europeos como el Reino Unido, que en los últimos años ha lanzado programas para ayudar a los jóvenes a comprar su primera vivienda, o más recientemente, la Comunidad de Madrid, que está tramitando el programa Primera Vivienda, que avalará la hipoteca de 5.000 jóvenes de hasta 35 años que den el paso de comprar su primera vivienda, presenten solvencia económica, pero carezcan de los ahorros previos suficientes para acceder a un crédito hipotecario. El objetivo del plan es que los jóvenes únicamente aporten un 5% de la operación total, mientras que la Comunidad de Madrid avalará un 15% de la transacción, de forma que el banco pueda financiar hasta un 95% de la vivienda. "Aplaudimos vehículos públicos como este, que avalan un crédito puente a los jóvenes que no tienen los ahorros suficientes para pagar la entrada. Consideramos que más administraciones públicas podrían avalar dicha hipoteca. Sin ir más lejos, Catalunya cuenta con la Sociedad de Garantía Recíproca, Avalis, que pertenece a l’Institut Català de Finances, cuya misión principal es facilitar el acceso a la financiación de pymes y autónomos, ante entidades financieras. Desde Feliu Franquesa planteamos que Avalis también pueda avalar a los jóvenes catalanes para que accedan a la compra de su primera vivienda", concluye Joan Franquesa.

Sobre Feliu Franquesa
Feliu Franquesa es un centro de Servicios Globales Patrimoniales y especializado en todas las áreas que tienen relación con el mundo inmobiliario. La compañía cuenta con un capital humano formado por agentes de la propiedad inmobiliaria, administradores de fincas y abogados.

Fuente Comunicae

Comentarios