martes 24/5/22

Comprar un barco de segunda mano es una excelente alternativa para poder disfrutar de la náutica deportiva a un precio accesible. El mercado de ocasión está repleto de oportunidades magníficas para quienes cuentan con un presupuesto limitado. No obstante, para evitar disgustos, hay que ser muy cautos al momento de elegir.

Una vez puesto el ojo en una embarcación, lo ideal es contar con los servicios de un bróker náutico. En este sentido, Espai Nautic representa una buena opción, encargándose de realizar la gestión de los aspectos relacionados con la compra del barco.

Espai Nautic da algunos consejos para comprar un barco de segunda mano

Antes de comprar un barco de segunda mano, lo mejor es sacarlo del agua para corroborar el estado de sus elementos. Esto incluye grifos de fondo, orza, anclajes, hélices y la holgura que tiene el eje del timón. En el caso de los veleros, un aspecto importante es mirar la unión de la orza para detectar fisuras o roturas. Otro aspecto de relevancia es fijarse en los elementos metálicos que tienen grado de corrosión.

Uno de los puntos más complicados, pero de suma importancia, es revisar la instalación eléctrica. Mirando de manera superficial, resulta difícil determinar si hay contactos oxidados en el circuito eléctrico. Por tanto, es necesario hacer una revisión del cuadro eléctrico y las cajas eléctricas para evitar llevarse sorpresas. También es muy importante comprobar el funcionamiento de todos los aparatos. Esto se puede hacer mediante el uso de un amperímetro en el que se compruebe si hay pérdida de tensión.

Comprobar el buen funcionamiento de equipos electrónicos como el GPS, las luces, la sonda y el molinete es otro aspecto necesario. Además, se debe corroborar que esté a bordo el certificado de navegabilidad vigente.

Otro de los consejos de Espai Nautic, es verificar que el motor de la embarcación funcione correctamente.

Otros espacios de la embarcación que deben ser inspeccionados

Las sentinas dicen mucho del mantenimiento de un barco. Al realizar la inspección de esta, se debe buscar presencia de agua y observar si está limpia o sucia.

Los depósitos también son un área que requiere revisión. Si hay suciedad en estos, podría ser un síntoma de descuido por parte del propietario o un mal mantenimiento del barco. Dependiendo de la antigüedad de la embarcación, probablemente sea necesario sustituir el tubo de gas de la cocina.

Como último punto, Espai Nautic sugiere una revisión de los lavabos.

Así, comprar un barco de segunda mano es una ardua tarea y puede requerir una gran revisión. Pero, al contar con un servicio de brokerage como el ofrecido por Espai Nautic, es posible realizar una buena adquisición.


Espai Nautic, comprar barco de segunda mano
Comentarios