martes 12.11.2019

Espacios abiertos, materiales sostenibles y más tendencias demandadas para reformar viviendas, según Vitrio

Las casas se reforman con algunos objetivos definidos: atender invitados, ser respetuosos con el ambiente u obtener la mayor cantidad de luz posible. Además, toman protagonismo conceptos como Smart Homes (casas inteligentes) u Open Spaces (espacios abiertos)
/COMUNICAE/

Las casas se reforman con algunos objetivos definidos: atender invitados, ser respetuosos con el ambiente u obtener la mayor cantidad de luz posible. Además, toman protagonismo conceptos como Smart Homes (casas inteligentes) u Open Spaces (espacios abiertos)


La reforma de un inmueble hacia una apariencia más actualizada y moderna puede traer beneficios como la revalorización del inmueble y el llamamiento de posibles compradores. Aunque la reforma integral de una vivienda de 90m2 cuesta aproximadamente 26.000€, según estima la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Material de Construcción (Andimac), esta inversión puede aumentar su precio hasta un 20%, siempre variable según la inversión y la transformación que se haga.

Existen diversos tipos de reforma en función del capital con el que se cuente, el estado original en el que esté la casa, el trabajo que se esté dispuesto a hacer y el concepto de vivienda que se quiera conseguir en función del estilo de vida, género y edad de sus habitantes. Los expertos del portal inmobiliario Vitrio recomiendan 10 reformas sencillas y asequibles para revalorizar una vivienda transformándola en un entorno más cómodo, eficiente y atractivo:

Ventanas aislantes para ahorrar en electricidad y reducir ruidos
Contar con ventanas aislantes es un factor que aporta mucho valor pues cumple triple función: ahorro energético, reducción de ruidos y mejora de estética. El ahorro de electricidad y un certificado energético de mayor puntuación, ayudará a la hora de poner una vivienda en el mercado. Integrar persianas de aluminio es un factor que, en verano, permitirá mantener las viviendas más frescas y reducir costes en sistemas de ventilación.

Baños tipo suite y adaptados al número de estancias
Se debe contemplar la adaptación de baños al número de habitaciones, lo que traerá una gran revalorización, sobre todo, en el mercado del alquiler de pisos compartidos. Una buena opción es instalar baños tipo suite en las propias habitaciones, o en caso de que no se disponga de tanto presupuesto o espacio, se podrían instalar aseos según el número de estancias como valor añadido y diferencial de la vivienda.

Ubicar las zonas comunes hacia la orientación sur para disfrutar de más luz solar
Cualquier reforma que se haga con el objetivo de aportar más luz natural aumentará el atractivo de la vivienda. Los más jóvenes son muy propensos a reformar sus inmuebles al instalarse en las zonas del centro de las ciudades donde las viviendas suelen ser antiguas y dan especial valor a las zonas comunes y de ocio de sus casas. El comedor, el salón y la cocina son las áreas que, a la hora de distribuir la vivienda, se ubicarán hacia la orientación que más luz solar reciba. En Madrid, por ejemplo, la orientación sur recibe sol durante todo el día, por lo cual es perfecta para mantener buena temperatura en las estancias, aunque en verano, será necesario proteger la entrada solar para controlar el calor.

Nuevos suelos, nuevo hogar
Los suelos de una vivienda entran por los ojos del visitante y definen el aspecto general del inmueble. Suelos claros y frescos como el parquet o las tarimas laminadas son perfectos para las habitaciones mientras que materiales como cerámicas o azulejos son más convenientes para baños y cocina. El suelo de vinilo se presenta como una nueva alternativa a la madera pues es un material resistente, hipoalergénico y aislante de ruidos.

El comedor ahora se ubica en la cocina camuflada
Las cocinas han ido quitando protagonismo a otras áreas de la casa y la tendencia se dirige hacia espacios abiertos y conectados. Es común integrar barras o islas a estos espacios para hacer más fácil el entretenimiento de invitados; al igual que esconder los electrodomésticos integrándoles dentro del propio mobiliario, camuflando así el concepto cocina como espacio de ocio. Aunque esta reforma suele implicar un importante desembolso económico, es un factor que aporta mucho a la apariencia y la utilidad de la vivienda.

Open concept, la tendencia americana que llega a Europa
Los open spaces son la clave para hacer que, en viviendas pequeñas, los espacios parezcan más amplios. El modelo de construcción de pasillos con puertas que desembocan en un salón se ha quedado obsoleto. Ahora, los espacios como el “open kitchen”, que implica juntar el salón-comedor en la misma área que la cocina, se convierte en tendencia en las viviendas más nuevas. A veces implica una reforma de distribución complicada, pero en otros casos solo es necesario quitar paredes de yeso.

El gotelé es cosa del pasado
Una reforma sencilla y de bajo presupuesto que aporta valor a la estética de la vivienda es eliminar cualquier tipo de acabado rugoso que pueda haber en las paredes, dejando paredes lisas y con colores neutros. Se pueden agregar elementos diferenciadores como un papel pintado o detalles con ladrillo o piedra de la estructura original, que pueden transmitir un aire contemporáneo y moderno.

Las instalaciones eléctricas y bajantes también necesitan actualización
Aunque sean elementos que no se ven a simple vista, es muy importante rehabilitar los sistemas eléctricos y de agua para lograr mayor eficiencia energética y evitar posibles problemas que pueda traer como consecuencia la falta de mantenimiento.

¿Espacio libre? Úsalo para almacenamiento
El espacio nunca sobra, y esto lo aprecian especialmente las familias que necesitan almacenamiento adicional para guardar los enseres de sus hijos u objetos de ocio estacional. Los armarios empotrados son la mejor solución para crear espacios de almacenamiento utilizando la menor proporción de espacio útil de la vivienda. Lo ideal es aprovechar las esquinas, pasillos, techos altos y otros espacios para almacenamiento de sábanas, toallas, herramientas y cualquier otro elemento que no se use a diario.

Smart homes, el elemento diferencial
Aunque no es una de las prioridades a la hora de hacer una reforma, equipar una casa con elementos de domótica, así sean básicos, es un valor añadido muy apreciado por los interesados en la vivienda, sobre todo, entre los millennials (jóvenes alrededor de 25-35 años) y los fanáticos de la tecnología. Se puede comenzar por montar un sistema eléctrico que permita regular la intensidad de la luz y programar la calefacción o instalar persianas eléctricas. Estos pequeños gadgets harán que la vivienda sea más atractiva.

Fuente Comunicae

Comentarios