martes 19/10/21

Edu Vidal, 20 años al frente del Hotel Esquirol de Llívia

El alojamiento turístico, que forma parte de la cadena Hotusa, es uno de los hoteles de referencia en La Cerdanya desde que abriera sus puertas en el año 1985
/COMUNICAE/

El alojamiento turístico, que forma parte de la cadena Hotusa, es uno de los hoteles de referencia en La Cerdanya desde que abriera sus puertas en el año 1985


'Eso que dices que cuando piensas mucho en algo, al final se cumple, vendría a ser el resumen de mi vida. De pequeño, en mi época de estudiante, ya dibujaba hoteles de montaña. Mi ilusión siempre ha sido tener un hotel pequeñito cuando fuera mayor. El inconsciente, me ha llevado a ser muy persistente’, afirma Edu Vidal, que acaba de cumplir 20 años al frente del Hotel Esquirol, un alojamiento acogedor, ubicado en el municipio pirenaico de Llívia, un enclave español y catalán y gerundense completamente rodeado por territorio francés.

La trayectoria profesional de Vidal siempre ha estado ligada al sector turístico. Se formó en hostelería, en la Escuela Universitaria de Hotelería y Turismo de Sant Pol de Mar, y cursó la carrera de turismo, en la Escuela Universitaria Mediterrani en Barcelona. Comenzó su andadura laboral abriendo una agencia de viajes en Barcelona, donde trabajó durante años, hasta que decidió hacer un cambio radical en su vida. ‘La casualidad y el azar tuvo mucho que ver. Yo era un enamorado de la nieve y del esquí, que subía casi todos los fines de semana a Llívia, ya que mis padres tenían una casa. Un domingo de regreso a casa, atascados en la carretera, le dije a mi mujer, que quería montar un negocio de restauración en Llívia ya que estaba cansado de la vida estresada que llevaba en Barcelona. Al día siguiente al llegar a la agencia, llamé a mi amigo Xavi para comentarle la idea que llevaba en la cabeza, y él me propuso quedarme con el Hotel Esquirol. No lo dudé, y en tres meses estaba en Llívia, al frente del hotel. Fue un giro radical de vida’.

Restaurante Esquirol

Su formación en restauración adquirida en Sant Pol de Mar, le permitió confeccionar la carta del Restaurant Esquirol, una de las joyas de la corona de la casa. ‘Los hoteles suelen tener problemas para poder llenar su restaurante. Aquí es todo lo contrario. No somos el clásico hotel con restaurante, sino que podríamos decir que somos un restaurante con habitaciones, un hecho insólito en toda La Cerdanya, o en ciudades como Barcelona’. El restaurante ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde poder degustar los platos típicos de la zona.

La historia de amor por la hostelería tendrá continuidad en la familia, ya que, con 18 años, María, la hija de Edu Vidal, empezará este año la carrera de dirección hotelera en la Escuela Universitaria de Hotelería y Turismo de Sant Pol de Mar.

Apuesta por la innovación

El sector hotelero ha experimentado una gran transformación en las dos últimas dos décadas. ‘En estos 20 años hemos pasado de la contratación tradicional, a la escalada tecnológica sin precedentes, que culminó con la llegada de las OTAs. En el Hotel Esquirol nos tuvimos que reinventar, y apostar por las nuevas tecnologías. Sin ir más lejos, fuimos el primer hotel de la zona, que empezamos a utilizar la plataforma de reservas Booking’, señala Vidal, que añade que en la actualidad las aplicaciones móviles están favoreciendo las reservas de última hora. ‘Los hábitos de los huéspedes están cambiando, y cada vez reservan con menos antelación’.

Recuperación del sector

Vidal se muestra optimista, en cuanto a la recuperación hotelera post pandemia. ‘La gente tiene ganas de poder volver a viajar. Creemos que en 2022 nuestros resultados estarán cerca de los de 2019, y que los niveles de ocupación pre pandemia los alcanzaremos en 2023’. Finalmente, el gerente del Hotel Esquirol considera que tras la pandemia ‘los viajeros se han vuelto más exigentes, y buscan destinos seguros, no masificados, alejados de las grandes capitales, y cerca de la naturaleza’.

Sobre el Hotel Esquirol

El Hotel Esquirol está situado en la localidad gerundense de Llívia, en el Pirineo Español, y está completamente rodeado por territorio francés. La frontera principal entre España y Francia se halla a tan solo 2km. El alojamiento, acogedor y familiar, cuenta con 20 habitaciones, y es un punto de partida ideal para esquiar o visitar la zona. El hotel alberga un spa con sauna y piscina al aire libre, dispone de guarda esquíes, ofrece un servicio de alquiler de equipamiento de esquí y la posibilidad de adquirir el forfait. Además, cuanta con el Restaurante Esquirol, que ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde poder degustar platos típicos de la zona.

Fuente Comunicae

Comentarios