viernes 06.12.2019

'Draconangelus III: Nahia', de Keka Dilano, llega con nuevas emociones y un final impactante

La autora madrileña publica el último volumen de la saga y demuestra que todavía queda mucho por descubrir sobre el mundo legendario de dragones y ángeles
/COMUNICAE/

'Draconangelus III: Nahia', de Keka Dilano, llega con nuevas emociones y un final impactante

La autora madrileña publica el último volumen de la saga y demuestra que todavía queda mucho por descubrir sobre el mundo legendario de dragones y ángeles


Keka Dilano lleva ya un tiempo en el mundo de la literatura, y su saga Draconangelus no ha dejado de atraer a más y más lectores. En una época donde el género de la fantasía está viviendo un boom increíble, es destacable que determinados libros consigan hacerse un hueco entre la ingente oferta.

Y es que, en este caso, Draconangelus siempre ha abanderado la originalidad. Quizás los ángeles y los dragones sean seres más que conocidos, pero Dilano ha sabido crear un universo legendario donde facetas nunca vistas o resueltas de estas criaturas cobran una fuerza asombrosa. “Yo creo que a mis lectores lo que les atrae de esta saga es sentir a los personajes como si fueran reales”, comenta. “Pensar que pudieran estar mezclados entre la gente, que tengan trabajos normales, que coman y beban como los demás y que no haya un muro insalvable entre ellos y los humanos que les rodean”.

Sin embargo, la novedad no radica ahí, claro que no, sino en la minuciosa creación de una historia perfectamente acompasada donde personajes de las más variadas naturalezas se entrecruzan para dar lugar a continuos escenarios épicos y emocionantes. Batallas encarnizadas, amores apasionados y muchas cosas más que en ningún momento, a lo largo de tres distintos volúmenes, ha decaído.

En Draconangelus III: Nahia, los lectores podrán descubrir qué fue aquello que sucedió después de los cruentos acontecimientos del segundo libro. Angie, prestando su voz de nuevo como narradora, volverá a convertirse en el epicentro de la historia. Y es que el hecho de que ella misma vaya a formar parte de ese mundo extraterrenal que durante tanto tiempo la ha acompañado no desmerece su protagonismo. Así, comenzará a entrenarse como feng huang a cargo de Lao Shi Long, y en el proceso viajará a distintos lugares del globo terráqueo y comenzará a analizar el mundo desde nuevos puntos de vista.

Esta última parte de la saga ahonda en cuestiones más profundas sobre la experiencia vital humana. Angie, que asumirá un increíble poder y, con él, nuevas responsabilidades, pronto comenzará a enfrentarse, sobre todo, a sus propias convicciones. Así es como expone Dilano esta cuestión: “a lo largo de la saga vemos que Angie no puede evitar cuestionarse asuntos que superan sus convicciones morales y que, sin embargo y en la mayoría de los casos, debe superar por una mera cuestión de supervivencia”.

Siguiendo la estela de una dura y desafiante transformación, los lectores también tendrán oportunidad de seguir descubriendo nuevos secretos del mundo de Igoli y de aquellos personajes que ya acompañaron a los protagonistas previamente. La narración no se estrecha solamente sobre la vida de Angie, sino que la autora ha sabido proyectar la historia más allá y mantener un ritmo vibrante que aúna amor, coraje, fidelidad y amistad.

Por eso, William y Raffaele (los que más pasiones han despertado entre los fans) volverán a cobrar una enorme importancia en la narración, como será el caso de otros tantos personajes que también contribuirán a mantener la emoción de la trama de forma constante. Sigue así la tónica de la saga, donde todo parece estar creado con una certeza milimétrica. El estilo de Keka Dilano consigue una fluidez exquisita, y su capacidad como autora trae a escena a una serie de complejos y tiernos personajes que los lectores ya adoran.

Draconangelus III: Nahia supone un final maestro a una narración compleja y llena de imaginación que, con suerte, verá su continuación en algún momento. Por ahora, la autora no tiene intención de seguir con ella, pero siempre quedará la posibilidad de revisitar una y otra vez la historia sobre ángeles, dragones y otros seres jamás antes contada.

Fuente Comunicae

Comentarios