martes 15.10.2019

Demostrada la relación entre los tratamientos de crioterapia y los estados de felicidad, según Cryosense

Entre los múltiples beneficios de la crioterapia, destaca la liberación de endorfinas, la cual incide en estados de felicidad en los usuarios de estos tratamientos, según apuntan desde Cryosense
/COMUNICAE/

Entre los múltiples beneficios de la crioterapia, destaca la liberación de endorfinas, la cual incide en estados de felicidad en los usuarios de estos tratamientos, según apuntan desde Cryosense


Las sesiones de crioterapia no dejan de crecer en número e importancia para aquellos que se aprovechan de sus propiedades. Cryosense, marca líder en cryotherapy machines que ha aterrizado en España con un rotundo éxito, ha constatado, tras diversos análisis, que la aplicación de frío extremo en forma de nitrógeno líquido es muy positiva por la liberación de endorfinas que logra.

Las endorfinas son un neuropéptido endógeno que se forman con cadenas de proteínas que genera el propio organismo, modulando a través de ellas la sensibilidad neuronal y el intercambio de información entre las neuronas.

Su actividad se desarrolla desde un punto de vista cognitivo, fisiológico, emocional y conductual, de ahí que sea un objetivo muy perseguido en terapias psicológicas; precisamente en estas consultas, dados los beneficios de la crioterapia, se está extendiendo la recomendación de estas sesiones para conseguir mejorar la autoestima de sus pacientes, ya que, cuando el organismo no consigue una cantidad correcta de esta sustancia, la persona sufre un cuadro depresivo o ansioso.

Cuáles son las funciones de las endorfinas
Este neuropéptido cuenta con una serie de propiedades positivas para el organismo:

La sensación de placer que se genera incide en un estado de felicidad que puede disfrutar quien experimenta este fenómeno, de ahí que los conceptos de endorfina y alegría estén siempre tan ligados en el ámbito médico.

Como causa de ello, destaca también que es lo que permite una inhibición real y efectiva del dolor físico.

También actúa como barrera ante situaciones de estrés, depresión o ansiedad.

La generación de endorfinas frecuente contribuye a mejorar y reforzar el sistema inmune.

Ayuda a elevar la líbido, potenciando así el deseo sexual.

Las endorfinas y su liberación a través de sesiones de crioterapia contribuyen, por tanto, a un estado más positivo del organismo humano, de ahí que esté extendiéndose como tratamiento alternativo para conseguir los objetivos de los pacientes que adolecen alguna patología emocional.

Como también cuenta con beneficios a nivel deportivo, estético y de salud, introducirse en una cabina de crioterapia es, definitivamente, una opción siempre acertada.

Cryosense es la marca líder en el abastecimiento de máquinas de crioterapia de última generación, cuya actividad no deja de crecer año tras año.

Fuente Comunicae

Comentarios