sábado 19/6/21

Cómo eliminar ratas y ratones. Por DESINTORRE

Cómo llevar a cabo una correcta exterminación, la intervención para eliminar ratas incluye en primer lugar la evaluación de la infestación
/COMUNICAE/

Cómo llevar a cabo una correcta exterminación, la intervención para eliminar ratas incluye en primer lugar la evaluación de la infestación


La intervención de eliminación de ratas incluye en primer lugar la evaluación de la infestación. Dado que no es posible constatar inmediatamente la presencia o ausencia de ratones, porque se desplazan sobre todo por la noche, la evaluación se hace buscando rastros de su presencia: los excrementos. Su tamaño, brillo y forma son elementos que ayudan a entender si los ratones han pasado recientemente o no.

Si hay grandes infestaciones, se puede oler la orina de los ratones en la casa. Otros elementos útiles para constatar la presencia de ratones pueden ser la presencia de agujeros en los envases, paredes roídas o cables eléctricos y la retirada de alimentos. Es posible esparcir en el suelo polvos trazadores no tóxicos, útiles para detectar las huellas que dejan los ratones y verificar la especie.

El segundo paso consiste en buscar madrigueras o lugares donde puedan esconderse los ratones y colocar cebos cerca del foco de infestación o en las zonas de paso.

¿Cómo deshacerse de los roedores?
Un excelente programa de control implica la aplicación de técnicas avanzadas que hacen que el seguimiento de ratas y ratones sea más fácil y, sobre todo, más eficaz. En este caso se trata de la gestión integrada de plagas, que parte del estudio de las especies sobre las que se va a intervenir y tiene como objetivo intervenir de forma que se limite al máximo el uso de productos químicos o, a lo sumo, se apueste por productos que tengan un menor impacto ambiental.

Productos ecológicos para el control de plagas de ratones
Es posible encontrar en el mercado muchas sustancias ecológicas que tienen la misma eficacia que los productos químicos para la eliminación de ratas y ratones.

- Las trampas multicaptura: son un ejemplo clásico de intervención ecológica, ya que se aprovecha únicamente el comportamiento del roedor que se mueve cerca de las paredes y cae sin saberlo en estas trampas.

- Papeles adhesivos no tóxicos: son cartones del tamaño de una tarjeta postal sobre los que se aplica una capa adhesiva con el fin de capturar a los ratones que pasan por encima. El uso de estas trampas permite identificar las especies de animales y las vías de acceso.

- Los cebos rodenticidas se colocan en un dispensador protegido por un contenedor para evitar que entre en contacto con los niños o las mascotas. Los cebos se colocan a una distancia de dos a tres metros entre sí. Cada punto en el que se colocan los cebos está marcado con una etiqueta en la que se indica el nombre de la empresa de control de plagas, las sustancias utilizadas, el antídoto contra el veneno y el número del lugar.

¿Cómo mantener una vivienda libre de roedores?
Los productos utilizados para el control de plagas están todos aprobados por el Ministerio de Sanidad y tienen un bajo nivel de toxicidad. Aunque hoy en día las empresas expertas en desratización rara vez utilizan productos químicos, cuando pida un presupuesto asegúrese de que se utilizan productos de control de plagas respetuosos con el medio ambiente.

¿Cuántos tipos de ratones y roedores hay?
En concreto, hay cuatro tipos de ratones y roedores:

- Ratones domésticos

- Rata de tejado

- Rata de Noruega

- Ratón de campo

Ratones domésticos
El ratón doméstico ha convivido con el ser humano desde la prehistoria. Estos animales son puramente nocturnos y durante el invierno se instalan en el interior de las casas y vuelven al exterior sólo en los periodos en los que empieza a hacer más calor. Si encuentran un lugar seguro y resguardado se asientan de forma permanente, sobre todo si disponen de provisiones de alimentos.

Los roedores domésticos no ven muy bien, pero tienen todos los demás sentidos desarrollados. Son expertos en roer cualquier tipo de material más blando que el metal, como el plástico y la madera. Son muy buenos trepando, nadando y arrastrándose por cualquier grieta.

La rata del tejado
Esta rata es muy ágil y delgada y tiene una cola muy larga. Esta rata prefiere anidar en ambientes húmedos como áticos, garajes y tejados. La rata de tejado es capaz de colarse en las casas a través de grietas, chimeneas y ventanas y se alimenta de frutos secos, fruta y comida para mascotas que se encuentra fácilmente en las viviendas.

La rata noruega
La rata noruega es más agresiva y más grande que la rata de tejado, pero tiene las orejas y los ojos más pequeños que la rata doméstica y la cola más corta. Esta rata vive en las alcantarillas, pero también en sótanos y garajes, y prefiere los ambientes húmedos y oscuros; se alimenta principalmente de basura, restos de comida para mascotas, cereales y carne.

El ratón de campo
El ratón de campo o rata de campo, es más pequeño que las ratas descritas anteriormente, trepa con facilidad y consigue colarse en las grietas más pequeñas. Se alimenta principalmente de granos, semillas y carne. Aunque parece agradable, es tan peligroso como los demás ratones.

¿Cuándo es aconsejable realizar un control de plagas contra los ratones?
Los ratones pueden deteriorar la casa y provocar la contaminación de los alimentos, por no hablar de los daños que causan en los sistemas eléctricos, hasta el punto de que pueden llegar a provocar incendios al roer los cables eléctricos. Además, los ratones son portadores y vectores de muchas enfermedades.

Cómo advertir la presencia de ratones
Los ratones son animales nocturnos y es difícil darse cuenta de su presencia en la casa, pero hay algunas pistas para entender si es necesario consultar a un especialista o no:

- Excrementos: son el signo clásico que indica la presencia de un ratón. Tienen una longitud de entre 3 y 8 mm y, si son brillantes y blandas, significa que son frescas y que, por tanto, hay un ratón en su casa y suelen encontrarse en la zona donde acostumbra a comer.

- Daños en objetos y cables: los dientes del ratón están en constante crecimiento, y es necesario que los roa para afilarlos y acortarlos. Los ratones suelen morder el plástico, los muebles y los rodapiés, también les encantan los cables eléctricos.

- Ruidos de raspado: son nocturnos y permiten saber que hay presencia de un ratón que busca algo que comer.

- Nidos de roedores: los ratones conviven con otros ratones y cuando hay uno, seguramente estará toda la familia. Su nido suele estar en un lugar seguro, posiblemente cerca de la comida, en la cavidad de una pared, en el ático, en el sótano, detrás del frigorífico o en un armario de la despensa.

- Rayas negras en las paredes: representan la grasa del pelaje del ratón que empapa las paredes y que se llama cera del vientre.

- Huellas: en las zonas más polvorientas de la casa, como el ático o el sótano, es fácil darse cuenta de la presencia de un ratón porque deja huellas, fácilmente visibles si se ilumina con una linterna.

- Presencia de ratones vivos o muertos: la prueba contundente que atestigua la presencia de ratones en la casa es verlos a plena luz del día y esto es una plaga grave porque significa que hay poca comida o que su nido ha sido perturbado.

- Olor desagradable: está causado por la orina del ratón, que les sirve para marcar su territorio y orientarse más fácilmente. Cuanto más fuerte sea el olor, más cerca estará del ratón.

Si se tiene alguna duda, hay que ponerse en contacto con una empresa de control de plagas de ratones y evaluar con ellos el riesgo y la forma de actuar rápidamente para eliminar los ratones de casa, jardín, sótano, garaje o cualquier otro local, como restaurantes, ya que la prevención contra ratas en esencial en la hostelería.

Fuente Comunicae

Comentarios