Lunes 18.06.2018

Cannabidiol, el componente más seguro a estudio

La OMS ha decidido ampliar su estudio durante el próximo año 2018, con el fin de realizar un análisis más exhaustivo

Cannabidiol
Cannabidiol

El cannabis está formado por cientos de componentes. El más conocido es el Tetrahidrocannabinol, más conocido como THC, el cual es el causante de la dependencia a esta sustancia. Sin embargo, también posee otro componente menos conocido, llamado Cannabidiol, más seguro y no adictivo, ya que no es psicoactivo. Así lo afirma la Organización Mundial de la Salud.

Debido a estos datos tan positivos acerca de este componente de la marihuana, la OMS ha decidido ampliar su estudio durante el próximo año 2018, con el fin de realizar un análisis más exhaustivo del Cannabidiol.

Cannabidiol

El consumo y el uso del cannabis sigue creciendo

Hay que tener presente que el objetivo de la OMS no ha sido en ningún momento recomendar el consumo de esta sustancia, sino proporcionar información sobre un asunto que mantiene interesados a los países que forman parte de la agencia de salud.

En la actualidad, el número de personas que utilizan y consumen cannabis está creciendo de manera considerable. Y es que muchos estudios han demostrado que esta sustancia es muy beneficiosa para el tratamiento de distintas enfermedades, aunque también han salido a la luz algunos de sus efectos secundarios. No obstante, en este informe emitido por la Organización Mundial de la Salud se indica que el Cannabidiol es una sustancia que no necesitaría ser controlada.

El cannabidiol y su gran potencial como tratamiento

Hasta ahora, los estudios se habían centrado más en mostrar los beneficios del tetrahidrocannabinol, el componente psicoactivo de la marihuana, para fines medicinales. Sin embargo, aunque la agencia de salud afirma que la eficacia del cannabidiol no es tan fuerte, este componente seguiría siendo idóneo para múltiples terapias.

Los pacientes que sufran de epilepsia y de esclerosis múltiple podrán comprobar como sus convulsiones se reducen tanto en número como en intensidad gracias al cannabidiol. Además, hoy en día se venden múltiples productos que contienen este componente, los cuales pueden adquirirse fácilmente en una grow shop. Este tipo de tiendas tienen aceites, suplementos y extractos de alta concentración que no precisan de receta médica y que son totalmente legales.

Gracias a las nuevas tecnologías, cualquier persona que necesite este tipo de productos podrá adquirirlos de manera online. Solo necesita tener un dispositivo que disponga de conexión a Internet e introducir en el carrito de compra virtual aquellos artículos que más le interesen. Además de mantener el anonimato, esta forma de compra supone una gran comodidad para el usuario, ya que no tendrá que desplazarse hasta ninguna tienda física.

Los cannabinoides sintéticos: una mala imitación de la marihuana

En la actualidad, existen múltiples sustancias psicoactivas muy peligrosas para la salud. La Unión Europea ya ha prohibido nueve de ellas en lo que va de año. Algunas de estas sustancias son cannabinoides sintéticos, mucho más perjudiciales y nocivos que el cannabis. Otras de ellas se relacionan con el fentanilo, el cual ha provocado más de ciento cincuenta muertes en la Unión Europea. Por este motivo, los usuarios deben tener especial cuidado con lo que compran, ya que les podrían estar dando algo diferente a lo que ellos querían. Lo mejor es acudir a aquellas empresas que están reguladas y que venden sustancias no psicoactivas.

La Comisión Europea indica que hará todo lo que esté en sus manos para garantizar la eliminación de estas nuevas sustancias del mercado. De esta forma, pretenden mantener a la población protegida de este negocio tan peligroso que crece rápidamente, sobre todo a los más jóvenes.

Los efectos neuroprotectores del cannabidiol

Otros estudios basados en este componente del cannabis han demostrado su eficacia en enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, la esclerosis múltiple, la toxicidad al glutamato y la neurodegeneración causada por el alcohol. Esta sustancia también se relaciona con la mejora del paciente en los tratamientos invasivos producidos por la quimioterapia para tratar cánceres y tumores. Además, incluso se ha demostrado que ayuda a frenar el crecimiento de las células cancerígenas.

Sus efectos antiinflamatorios son ideales incluso para los deportistas de élite, los cuales castigan sus articulaciones llevándolas al límite en los partidos y en los entrenamientos. El cannabidiol les ayudará a aliviar estas dolencias y molestias. En Estados Unidos se está luchando por conseguir que los jugadores de deportes como el baloncesto o el fútbol americano puedan consumir legalmente cannabis.

Las propiedades del cannabidiol son múltiples en el sector de la medicina. Sus beneficios también se relacionan con: el asma, las quemaduras, la diabetes es antioxidante, es un gran antiséptico, es un buen relajante muscular e incluso ayuda a mejorar el apetito.

Además de utilizarse en medicina, el cannabis tiene otros usos diferentes. En el mundo de la cosmética también está muy valorado, ya que esta planta contiene grandes propiedades para la piel. El sector  gastronómico y el textil también se suman a esta tendencia.

Comentarios