miércoles 21.08.2019

Alufase desaconseja la compra de andamios sin homologación

En muchas ocasiones, las empresas de construcción acceden a plataformas o andamios sin asegurarse de que estas estructuras están homologadas correctamente, una práctica que conlleva algunos riesgos en materia de seguridad
/COMUNICAE/

En muchas ocasiones, las empresas de construcción acceden a plataformas o andamios sin asegurarse de que estas estructuras están homologadas correctamente, una práctica que conlleva algunos riesgos en materia de seguridad


Cuando un andamio está homologado, supone que cumple con todos los requisitos técnicos de seguridad y, por tanto, es la opción correcta en busca de las mejores prestaciones como herramienta de trabajo.

Otra de las dudas más recurrentes entre quienes desean hacerse con una plataforma o andamio homologado es si hacerlo mediante compra o alquiler: las empresas de construcción optan por comprar andamios mediante scaffolding sale en casos en que esta alternativa sea más rentable debido a que sus trabajos requieran estas estructuras de forma constante, por ejemplo en arreglos de techos y tejados, acondicionamiento de fachadas, limpieza de canalones, etc. En este caso, es mucho más conveniente hacerse con un andamio propio con dimensiones adaptadas.

El alquiler de andamios homologados, en cambio, es la mejor opción para aquellos que vayan a realizar trabajos de forma puntual o que, para una tarea con determinadas particularidades, necesiten un tipo u otro de estructura, evitando así desembolsar grandes cantidades para su compra.

La normativa de homologación de andamios está regulada en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, en el Decreto 1215/1997, que se vio sometido a algunas modificaciones en 2004 con el Real Decreto 2177/2004 de Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización de los equipos de trabajo en materia de trabajos temporales en altura.

Estas normativas establecen que estas estructuras deben contar con la resistencia y elementos necesarios de apoyo o sujeción, o ambos, para que su utilización en las condiciones para las que han sido diseñados no suponga un riesgo de caída por rotura o desplazamiento.

Otras medidas de seguridad que han de cumplirse son las siguientes: el uso de accesorios de seguridad como las juntas rip-grip o no incorporar piezas soldadas, proceso de montaje y desmontaje seguro, así como la ayuda de un equipo técnico, accesos interiores y con superficie antiresbalante y en los casos en que el montaje del andamio sea muy complejo, deberá realizarse un plan de montaje, utilización y desmontaje.

Acero, aluminio y fibra de vidrio, los materiales más adecuados
Los andamios que más garantizan los requisitos de seguridad son aquellos fabricados de acero, que son muy resistentes; los de aluminio, que destacan por su ligereza; y los de fibra de vidrio, los más apropiados para espacios de peligro.

Alufase es un fabricante de andamios de referencia, con presencia en numerosos puntos del planeta -entre los que destacan Estados Unidos, Sudamérica y Europa-, que ofrece un amplio catálogo de estructuras homologadas que cumplen con todos los requisitos de seguridad exigidos para su uso.

Fuente Comunicae

Comentarios