miércoles 03.06.2020

Vacuna coronavirus: Se prueba en roedores y  resultados prometedores y sus investigadores ya planean iniciar los ensayos con humanos antes de fabricarla en masa

Investigadores estadounidenses obtienen resultados prometedores en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus y aseguran que el modelo de fabricación permitirá su producción en masa

Vacuna coronavirus: Se prueba en roedores y  resultados prometedores y sus investigadores ya planean iniciar los ensayos con humanos antes de fabricarla en masa

Se trata del primer estudio sobre una vacuna candidata para el COVID-19 revisado por pares, es decir, por otros científicos, una fase de la investigación que se han saltado otras vacunas que ya han iniciado los ensayos clínicos con humanos.

"Para la mayoría de las vacunas, no es necesario pensar en la escalabilidad", dice uno de los autores del estudio que se ha publicado este jueves en The Lancet. "Pero cuando se trata de desarrollar una vacuna rápidamente contra una pandemia, ese es el primer requisito".

La vacuna se ha desarrollado sobre el trabajo anterior de la Universidad de Pittsburgh contra el SARS y el MERS y se aleja de enfoque del ARN mensajero por el que están optando las biotecnológicas: utiliza un método "más establecido" que consiste en el desarrollo de anticuerpos.

Los científicos esperan poder empezar los ensayos en humanos en los próximos meses.

El artículo en el que se detalla la investigación aparece este jueves en EBioMedicine, publicada por The Lancet, y se trata del primer estudio sobre una vacuna candidata para el COVID-19 que ha sido revisado por pares, es decir, por otros científicos, una fase de la investigación científica que se han saltado otros equipos que ya han iniciado los ensayos clínicos con humanos.

El equipo de Pittsburgh ya había trabajado investigando los coronavirus que causaron las crisis del SARS en 2003, que dejó 774 muertos a nivel mundial; y la del MERS en 2014, que provocó 851 muertes. La crisis actual del COVID-19 ya se ha cobrado más de 45.000 vidas.

Los autores de la investigación aseguran que los tres coronavirus están estrechamente unidos entre sí y que sus análisis anteriores con el SARS y el MERS les revelaron la existencia de una proteína concreta que es fundamental para inducir la inmunidad contra el virus.

"Sabíamos exactamente dónde combatir este nuevo virus", asegura el autor principal de la investigación, Andrea Gambotto.

En esta línea, la estrategia utilizada por la Universidad de Pittsburgh consiste en la fabricación de partes de la proteína para utilizarlas en vacuna que desarrolle la inmunidad. "Funciona igual que las actuales vacunas contra la gripe", aseguran.

Probada en ratones, PittCoVacc (el nombre que ha recibido la vacuna) generó una oleada de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en las dos semanas siguientes al pinchazo.

A pesar de que los animales todavía no han sido controlados a largo plazo, los investigadores explican que, basándose en estudios similares contra el MERS y la tendencia observada hasta ahora, se puede aventurar que la vacuna producirá un nivel suficiente de anticuerpos para neutralizar el virus durante al menos un año

Comentarios