lunes 3/8/20

¿Un alimento que sirve para todo?

exit
exit

Ya hace tiempo que se habla de la moringa de un modo muy positivo defendiendo importantes beneficios que esta planta es capaz de aportar a la salud del organismo. Lo cierto es que aún no se trata de un producto muy conocido en occidente pero que está ganando poco a poco en popularidad gracias a los estudios que demuestran la verdad de las mencionadas propiedades.

El árbol de moringa procede del Himalaya pero se cultiva con gran facilidad en muchos países del mundo para su consumo y para la creación de productos curativos de diversa índole. Se trata de una planta asociada de forma tradicional a la curación de diversas dolencias y que siempre ha estado ligada a la creencia de que es capaz de aportar un complemento nutricional muy potente y beneficioso. Las tradiciones han pasado al terreno de la ciencia y poco a poco se va descubriendo la verdad sobre la moringa.

La verdadera acción de la moringa


Lo cierto es que la gran fama de esta planta ha movido a los investigadores a interesarse por sus verdaderas cualidades. Así, se ha sometido el producto a diversas pruebas e investigaciones encaminadas a reafirmar o desmentir las creencias tradicionales sobre sus propiedades.
Las conclusiones que se han obtenido hasta ahora posicionan a la moringa como una medicina natural capaz de muchas cosas y definida ya como un súper alimento por sus demostradas cualidades nutricionales y sus propiedades curativas en distintos ámbitos de la salud. La ciencia habla ya desde una posición irrefutable y continúa con las pruebas para determinar la presencia de mayores beneficios aportados por esta planta.

Beneficios demostrados de la moringa


Una de las principales cualidades de esta planta es el alto poder nutricional que posee. Demostrada como una fuente potente de minerales, vitaminas y aminoácidos, este producto ya se utiliza para complementar las dietas más pobres en países con seria escasez de recursos.
De igual modo, esta planta actúa como un potente antioxidante capaz de hacer frente a los radicales libres causantes de la degradación celular. No menos interesante es un gran poder antiinflamatorio que tiene consecuencias positivas directas en el control de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, así como la artritis, la diabetes o la obesidad.
La protección del sistema cardiovascular, la salud general del cerebro y la protección que la moringa es capaz de ofrecer al hígado ya la posicionan como un alimento de gran poder que ha llevado a la creación de numerosos productos derivados. Estos productos, que se encuentran ya de venta en herbolarios, están diseñados de forma específica para el tratamiento natural de distintos tipos de dolencia y cuentan con una composición y posología específica que conviene consultar con un experto para garantizar los mejores resultados en cada situación concreta.
En cualquier caso, se trata de un producto natural con mínimos efectos secundarios que sirve como complemento ideal a los tratamientos médicos o para tratamiento exclusivo en personas que no tienen una medicación establecida por un profesional.

 

Comentarios