viernes 18.10.2019
Privacidad de la mensajería

El ultimátum de Rusia a Telegram: Danos los códigos de cifrado o lo cerraremos"

La aplicación de mensajería, tiene 15 días para proporciona a los Servicios rusos los códigos que desencripten las conversaciones

 

El ultimátum de Rusia a Telegram: Danos los códigos de cifrado o lo cerraremos"

La aplicación de mensajería, que siempre ha hecho que la seguridad de sus códigos criptográficos sea una bandera, tiene 15 días para proporcionárlselos a los Servicios rusos; de lo contrario, correría el riesgo de ser bloqueado en todo el territorio ruso.

La agencia federal rusa para el control de los medios de comunicación, Roskomnadzor, ha advertido formalmente el servicio de mensajería Telegram que, si no entrega en el plazo de 15 días los códigos para descifrar los mensajes de todos sus usuarios, corree el riesgo de ser bloqueado en el territorio ruso.

La advertencia se produce después de la sentencia del Tribunal Supremo que desestimó el recurso de Telegram, la aplicación creada por Pavel Durov que siempre ha defendido la protección de la privacidad del usuario.

La apelación

El servicio de mensajería ha anunciado que apelará la decisión del Tribunal Supremo y reitera que nunca dará a las autoridades rusas las comunicaciones de sus clientes.

El año pasado, Roskomnadzor obligó a Telegram a registrarse como un "difusor de información" en virtud de la nueva ley "antiterrorismo". Más tarde, el FSB ordenó que la aplicación decodificara todos los mensajes. La sociedad de Durov se negó; fue multado con 880,000 rublos (14,000 euros) y luego apeló a la Corte Suprema contra la orden del FSB apelando fallas procesales.

La ley antiterrorista

En 2016, Rusia adoptó una ley para combatir el terrorismo, que requiere que todos los servicios de mensajería brinden a las autoridades las herramientas para descifrar la correspondencia entre los usuarios.

Telegram no ha cumplido con las regulaciones, porque va en contra de la privacidad de sus miembros. Pero el FSB ha respondido que tener las claves de acceso no viola la privacidad de ninguna manera porque por cada información que se toma, requiere un permiso de los tribunales.  Un argumento sin sentido según los abogados de Telegram.

Mientras tanto, la compañía se prepara para la salida a bolsa.