jueves 3/12/20

El robot Curiosity descubre evidencias de antiguas inundaciones gigantes en Marte

La causa más probable de estas inundaciones fue un gran impacto que pudo llegar a tener una profunda influencia en el clima del Marte primitivo.

Según informó este jueves el centro de investigación, el rover Curiosity, de la NASA, ha cumplido ya ocho años estudiando el cráter Gale en Marte. Las primeras investigaciones parecían indicar que, en el Marte primitivo y durante el final del periodo Noeico y el Hespérico, el cráter Gale había albergado un lago o una serie de lagos.

Estos estudios indicaron que el agua líquida habría anegado Gale desde el Norte, mediante el aporte de agua procedente de acuíferos exteriores al cráter, durante uno o varios eventos graduales y prolongados en el tiempo.

En un reciente estudio realizado por un equipo científico internacional con participación del Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) y publicado hoy en la revista 'Scientific Reports', se han revaluado las principales secuencias sedimentarias presentes en el fondo del cráter Gale, la geometría de estas secuencias y su relación con las unidades geológicas sobre las que se asientan. Todos los datos utilizados han sido obtenidos 'in situ' por Curiosity.

Comentarios