martes 15.10.2019
La química está en todas partes

La presencia de soluciones químicas en la vida cotidiana

Vivimos rodeados de soluciones químicas. En este artículo hablamos del ácido sulfúrico, el ácido nítrico, el clorhídrico y el acético para saber un poco más sobre estas sustancias que en algunos casos, como en el del ácido clorhídrico, también fabrica el propio cuerpo humano

La presencia de soluciones químicas en la vida cotidiana

Oímos hablar de ciertos ácidos pero pocas veces nos adentramos a conocer más sobre ellos y lo cierto es que están muy presentes en nuestra vida cotidiana de múltiples maneras, por ejemplo, el ácido clorhídrico al que también se conoce como salfumán, es un potente ácido que se usa en la fabricación de tintes, fertilizantes y cloruros e incluso para la limpieza del hogar, aunque no es recomendable hacer un uso excesivo de este ni respirar el gas que emite, por ser altamente venenoso.

Pero más allá de la idea de un ácido que puede con todo, tenemos que tener en cuenta que el cuerpo humano segrega el acido clorhídrico, al ser uno de los principales componentes del jugo gástrico.

Las primeras noticias de este ácido llegan del siglo XIV en forma de libro donde su autor, el químico alemán Andreas Libau cuenta que lo obtiene calentando salmuera con arcilla.

Este ácido es muy usado en la industria petroquímica y en el sector de la alimentación donde se usa como aditivo de gelatinas y en otro tipo de comidas azucaradas; también sirve para regular el grado de acidez en soluciones de fórmulas farmacéuticas, entre otras muchas cosas.

En el hogar sirve para eliminar la suciedad incrustada en inodoros, para remover restos de pintura o de cemento sobre el hormigón o para quitar el oxido de superficies galvanizadas o metálicas. 

Ácido acético: muy presente en nuestra vida cotidiana

Otro ácido que está muy presente en nuestra vida cotidiana es el vinagre, al que científicamente se denomina el acido acetico.

La dieta mediterránea ha impuesto el vinagre para aderezar ensaladas y para la elaboración de muchos platos, pero desconocemos que se trata de un potente solución de ácido acético. Se crea como resultado de la oxidación del alcohol, pero en la actualidad se consigue al elaborarlo de forma sintética y en altas concentraciones es muy corrosivo y apto para muchos usos industriales, mientras que a nivel casero revive las plantas marchitas, neutraliza los olores fuertes del ambiente, es un excelente agente bactericida, sirve para el alivio de picaduras y quemaduras de sol y ayuda a evitar la caspa además de ser válido para combatir enfermedades del cuero cabelludo además de revitalizar el cabello usado de vez en cuando.

El ácido sulfúrico es el precursor químico de la cocaína, entre otros

El ácido sulfurico es también muy habitual y cuenta con infinidad de usos, al ser un poderoso corrosivo y deshidratante que acaba con la materia orgánica, pero se debe usar con mucha precaución y dadas sus peculiaridades, la normativa exige una serie de pautas para su uso.

A baja escala está presente en muchos detergentes y limpiadores de baños, en productos de belleza, -sobretodo en los jabones y similares que precisan del proceso de sulfonación- y es nada menos que el precursor químico de la cocaína. 

La mayor parte de plásticos y explosivos cuentan con este ácido que también se encuentra en muchos fertilizantes, del mismo modo que se usa para refinar el petróleo o en el tratamiento del acero y también sirve para rehabilitar los suelos áridos dedicados a la agricultura.

El ácido nítrico, un químico inorgánico muy tóxico

Por su parte, el acido nitrico, conocido popularmente como aguafuerte también está presente en la vida cotidiana pero mucho más en las industrias ya que se trata de uno de los químicos más usados del mundo.

Este compuesto químico inorgánico es muy pero que muy tóxico y está muy presente en la industria de los abonos y fertilizantes para la tierra del mismo modo que es determinante en la elaboración de explosivos como la dinamita o el T.N.T. Los joyeros lo usan para grabar metales y es uno de los componentes químicos más usados para la elaboración de productos de limpieza.

Lo encontramos presentes en productos farmacéuticos para combatir papilomas o verrugas y en algunas curas para las enfermedades de los animales, de modo que como todos los ácidos descritos cuenta con funciones que son muy positivas para todos y otras mucho más dudosas. Cómo en todos los casos, al final es el ser humano el que decide el uso de estas sustancias que siguen siendo decisivas para la evolución en muchos campos.