sábado 14.12.2019
Debería estar regulado por Ley

Más de 7 millones de toneladas de comida se desperdician anualmente en España

Esta cantidad, sería suficiente para alimentar a 12 millones de personas, alimentos suficientes como para satisfacer las necesidades de las familias en situación de vulnerabilidad, en España

Más de 7 millones de toneladas de comida se desperdician anualmente en España
Más de 7 millones de toneladas de comida se desperdician anualmente en España

El aprovechamiento de los recursos, no solo debería ser una cuestión ética y moral, sino que debería estar regulado por Ley, tal y como ocurre en Italia y Francia, mientras que en Italia, se incentiva a grandes empresas para que donen sus alimentos, Francia sanciona económicamente, incluso con penas de cárcel a las empresas que no cumplan con lo que no vendan.

La globalización, nos ofrece la posibilidad de acceder a gran variedad y cantidad de productos  procedentes de todos lo puntos del planeta, olvidándonos en muchas ocasiones de que en nuestro barrio podemos encontrar la misma variedad, incluso con precios más económicos y de mayor calidad.  Algo que en un principio se preveía como positivo, se convierte en un problema cuando el mercado se sobrecarga de mercancías perecederas,  que somos incapaces de consumir y que irremediablemente terminan en contenedores de basura.

Solo en nuestro país, Unicef alertaba del aumento de desnutrición infantil, advirtiendo, que en las aulas se detecta un número importante de alumnos que sufren déficit de atención y cansancio, debido en muchos casos a la malnutrición de estos, al acudir al colegio sin desayunar o con una alimentación precaria.

Fundación Alberto y Elena Cortina

En base a estas cifras, diferentes asociaciones, como es el caso de la Fundación Alberto y Elena Cortina, ofrecen la posibilidad a las  empresas interesadas en gestionar de manera óptima sus excedentes. Sin que dichas empresas tengan que asumir costes adicionales.

La Fundación Alberto y  Elena Cortina, ha puesto en marcha un  proyecto pionero en Europa, denominado Econosolidario, donde las familias adscritas, y siempre derivadas a través de Servicios Sociales, intercambian puntos por productos alimenticios, así como por productos de limpieza e higiene.

A través de este proyecto, la Fundación Alberto y Elena Cortina, ofrece a las empresas interesadas en el desarrollo de su responsabilidad social, la posibilidad de reciclar los excedentes de producción, así como los productos con tara, no aptos para la salida a los lineales de compra habituales, la participación en este proyecto único.  Para ello, la Fundación se compromete a la recogida de productos, en los puntos determinados por las empresas colaboradoras, asumiendo en todo caso, los costes derivados del traslado de mercancías. Sin causar ningún coste adicional a las empresas colaboradoras, y evitando la pérdida de tiempo de sus empleados.

Una vez que los productos son revisados, entran en los lineales de ECONOSOLIDARIO, supermercado solidario ubicado en la Avenida de Asturias, 62 de Madrid, donde las familias en situación de riesgo de exclusión social, disponen de una tarjeta cargada con  un número de puntos, determinados por el número de miembros de la unidad familiar y la situación socioeconómica de cada familia, y que pueden canjear por productos, según sus necesidades y hábitos de consumo, manteniendo la dignidad de las familias, ya que este proyecto, ofrece la posibilidad de realizar actividades tan cotidianas para nosotros, como es realizar la compra diaria.

En Econosolidario, además de encontrar una gran variedad de productos no perecederos, las familias disponen de productos perecederos ( carnes, pescados, frutas y verduras..), productos de alimentación infantil,  así como, productos de limpieza e higiene, tan necesarios como la alimentación en los hogares españoles. En el afán de atender las necesidades específicas de las familias, la Fundación Alberto y Elena Cortina, ha puesto a disposición de las personas atendidas, productos para celíacos.

Actualmente, Econosolidario, ha entregado 1.800 tarjetas, siendo uno de los recursos más demandados de Madrid, debido a la respuesta inmediata que se ofrece a las familias y la gran variedad de productos ofertados.

En muchas ocasiones, las familias atendidas en Econosolidario, al igual que en otras entidades de reparto de alimentos, son nuestros propios vecinos, de los que en demasiadas ocasiones, desconocemos la situación de dificultad por la que están atravesando.

Los beneficiarios que acuden diariamente a los recursos de reparto de alimentos, confirman la situación crítica de muchas familias, produciéndose un cambio sustancial en el perfil de lo usuarios que demandan este tipo de  recursos. Actualmente gran número de profesionales altamente cualificados, que sorprenden por su elevada preparación, describen auténticos dramas. Algunos de ellos sufren depresiones severas por la imposibilidad de conseguir un empleo.

Las empresas interesadas, en participar en esta iniciativa, pueden contactar con la Fundación Alberto y Elena Cortina, a través de su página web.

Más de 7 millones de toneladas de comida se desperdician anualmente en España
Comentarios