lunes 14.10.2019
Mercado audiovisual

Historia del vídeo ¿Cómo han evolucionado las cámaras de vídeo?

Durante los años 50 vemos nacer las primeras cámaras de vídeo. El caso más concreto es el de una cámara de vídeo que la empresa Ampex Company puso en el mercado y que permitía grabar vídeo con casete de cinta. Este primer no fue muy exitoso, como suele ocurrir con los primeros intentos, pero sí que sirvió para abrir la vía de un mercado que todavía estaba sin explorar

Historia del vídeo ¿Cómo han evolucionado las cámaras de vídeo?

El mundo de las cámaras de vídeo ha evolucionado muchísimo en los últimos tiempos. En la infografía que acompaña este artículo podemos echarle un vistazo a cómo desde los años 50 el mundo de la tecnología y las cámaras de vídeo se ha ido entremezclando para ofrecernos herramientas que nos permitiesen dejar registrado en vídeo todo lo que sucedía a nuestro alrededor. Tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de las cámaras de vídeo domésticas, no las profesionales, que ya se utilizaban para el cine desde mucho tiempo atrás, pero que estaban restringidas al ámbito profesional debido a su precio y a sus características.

Hay que tener en cuenta, que para que las cámaras de vídeo domésticas fuesen una realidad, los fabricantes de tecnología tuvieron que ponerse manos a la obra y sacar lo mejor de sí mismos, para posibilitar que a través de un aparato relativamente pequeño, que se podía transportar de aquí para allá, las cámaras de vídeo domésticas se convirtiesen en una realidad, pero no solo eso, sino que además tuviesen un precio relativamente asequible para que de esta forma se pudiese llegar al gran público y se convirtiese en un objeto de venta masiva para que resultase rentable venderlo.

De los años 50 a los 60, las primeras cámaras de vídeo

Durante los años 50 vemos nacer las primeras cámaras de vídeo. El caso más concreto es el de una cámara de vídeo que la empresa Ampex Company puso en el mercado y que permitía grabar vídeo con casete de cinta. Este primer no fue muy exitoso, como suele ocurrir con los primeros intentos, pero sí que sirvió para abrir la vía de un mercado que todavía estaba sin explorar. Su elevado precio, alrededor de 50.000 euros hacía que la cámara fuese más que algo que cualquiera pudiese tener, un artículo de auténtico lujo.

En los años 60, el fabricante japonés Sony lanza al mercado lo que sentará las bases para todas las cámaras de vídeo domésticas del futuro. El lanzamiento de la Sony CV-200 es toda una declaración de intenciones sobre lo que había que hacer para ganarse al mercado. Buen precio y tecnología compacta para el gran público.

El boom de los años 70

Durante los años 70 pudimos ver como Sony seguía haciendo un gran esfuerzo comercial por lanzar cámaras de vídeo más sofisticadas al mercado. Pero también vimos la batalla entre VHS y Betamax, se trata de una guerra comercial entre dos grandes del sector, JVC y Sony para consolidar sus formatos, finalmente gana el VHS de JVC. De forma paralela fabricantes como Sony, RCA, Philips y JVC lanzan cámaras al mercado en una guerra comercial abierta en un sector que está en pleno auge.

De los 90 a la nueva era que arranca en el año 2000

Los 90 son la época de esplendor de las cámaras de vídeo domésticas, prácticamente hay una en cada casa y sin duda es la época dorada. A partir del año 2000 todo cambia, comienzan a surgir las cámaras digitales y a partir de ahí vienen los dispositivos móviles, entramos en una época en la que este tipo de cámaras quedan en un segundo plano y se sustituyen por la capacidad que los móviles nos proporcionan para grabar vídeo.

Fuente: http://www.tecnogadgets.com

Comentarios