miércoles 23.10.2019

Crean un cuero biodegradable curtido con corteza de pino, piñas y pinocha

Investigadoras del Campus de Igualada de la Universidad de Lleida (UdL) han creado un cuero biodegradable curtido con residuos de pino, como la corteza, las piñas y la pinocha, lo que, además, fomenta la limpieza de los bosques mediterráneos

Crean un cuero biodegradable curtido con corteza de pino, piñas y pinocha

El equipo de investigación A3 Leather Innovation Center, del Campus Universitario Igualada-UdL, ha llevado a cabo la investigación para aprovechar los residuos de la explotación forestal del pino y extraer los taninos que permiten hacer un curtido de la piel completamente ecológico.

El resultado han sido artículos de cuero biodegradables, es decir, que una vez quedan en desuso se descomponen sin dejar residuos químicos.

La investigación, en la que ha colaborado la empresa de curtidos Combalia, ya permite elaborar artículos de piel de alta calidad como cinturones y carteras, y el centro de investigación y la empresa igualadina están trabajando para poder lanzar este producto al mercado.

Según ha explicado la directora del A3 Center, Anna Bacardit, su trabajo puede convertirse “en una buena opción para la industria de curtidos, que cada vez busca soluciones más sostenibles”.

Bacardit ha señalado que en los últimos años ha crecido la demanda de cueros curtidos y procesados hechos de manera más respetuosa para el medio ambiente, especialmente entre aquellas marcas que producen artículos de lujo, que quieren alejarse del uso del cromo, pero también de aquellos procesos de curtido vegetal que contribuyen a la deforestación y a la contaminación ambiental.

El A3 Leather Innovation Center es un grupo de investigación de la UdL, especializado en la cadena de producción de la piel, y sus instalaciones están ubicadas en Igualada (Barcelona), donde ya ha desarrollado, por ejemplo, el Nanopelltech, un producto pionero para tratar piel y moqueta con nanopartículas, que hacen que sea ignífugo, antibactericida, autoreparante, autolimpiante y con termocontrol.

Este mismo grupo también ha descubierto un producto para curtir pieles que se extrae de las semillas de uva, poniendo en valor un residuo de las viñas, hasta ahora inutilizable, para aplicarlo en los procesos de curtido de la industria de la piel. 

Comentarios