jueves 22/10/20

Características determinantes al elegir una barra de sonido

La barra de sonido o “soundbar” es el complemento perfecto (en ocasiones, necesario) de un televisor de última generación. La calidad del sonido se verá acrecentada y la experiencia y el disfrute estarán garantizados en todos los sentidos
hogar

Las barras de sonido son un artilugio sencillo y compacto, que permiten por un presupuesto aceptable, mejorar la calidad del sonido de los televisores de última generación -que casi siempre acusarán este problema-, dando también la posibilidad de crear un espacio de “home cinema” en toda regla, sin los costes de un equipo de audio destinado para ello. Comprarlas es tan sencillo como visitar o revisar una guía comparativa de las mejores barras de sonido en https://barrasdesonidotop.com/ y decidir por elegir la que se adapte mejor a tu presupuesto y a tus gustos.

¿Por qué comprar barras de sonido?

  • Discreción: a diferencia de otras soluciones para mejorar el sonido o amplificarlo, las barras de sonido están diseñadas en una sola pieza y la mayoría de ellas tienen diseños muy bonitos que suelen encajar con la decoración. No tendrás que ocultar cables ni hacer espacio, ya que están diseñadas para ser discretas.
  • Potencia: aunque discretas, son tan potentes como un sistema de audio 3.1 o 5.1, por lo que no perderás ni un ápice de rendimiento y calidad en el audio.
  • Complemento: los televisores inteligentes demandan a gritos este complemento, sobre todo si cuidas los detalles y te gusta disfrutar de contenidos en la mayor calidad posible. Con una barra de sonido nunca más te perderás un diálogo ni dejarás de escuchar las partes importantes de cada producción. Del mismo modo, podrás adaptar estas barras de sonido a cualquier dispositivo mediante Bluetooth o Wifi, siendo ideal para reproducir música desde el móvil o un ordenador portátil.

Las características que son determinantes

Al comprar una barra de sonido para tu hogar, sin importar el uso principal que pienses darle, hay características que son determinantes; mientras que otras son secundarias y no merecen la pena detallarlas, porque su influencia para tu satisfacción será mínima.

  • Diseño: así como hay barras discretas, también hay algunos modelos muy grandes o muy pequeños, o bien, que por su color o líneas no encajarán con la estética del lugar. Analiza el espacio que dispones en casa, el tamaño de tu televisor, y en base a ello escoge aquella barra que mejor encaje con todo.
  • Calidad del sonido: no se trata únicamente de que suene muy fuerte -que es importante, claro está-, sino de que el sonido no se distorsione conforme se aumenta el volumen. Las tecnologías avanzadas garantizan esto, y algunas de las más comunes entre los fabricantes serán Dolby Atmos o 4K HDR.
  • Conectividad: mientras que las barras de sonido más económicas sólo se conectan por cable, las que merecen la pena tienen conectividad Bluetooth, Wifi, HDMI, e incluso integración con servicios de reconocimiento de voz para activar el asistente personal que utilices, sea Alexa, Google Assistant o Siri.
  • Marca: hay marcas que han forjado una historia en la tecnología y en el desarrollo de soluciones para amantes del buen sonido. Muchas de ellas fabrican sus barras de sonido y son una garantía, como el caso de Sony, Philips, Sonos o Cambridge. Elegir la marca adecuada puede ser una combinación de gustos y de las características anteriores, pero nunca debes pasar por alto las tecnologías patentadas que pueden utilizar, y que ayudan a mejorar sensiblemente la calidad general del aparato.
  • Precio: algunas barras de sonido no superan los 50€ y valdrán para un uso cotidiano no muy exigente o para usar en exteriores para ratos de ocio. Sin embargo, las mejores barras de sonido pueden superar con creces los 250€, y sin embargo, sus resultados hacen que la inversión esté totalmente justificada. Encontrar el equilibrio entre prestaciones, necesidades y presupuesto, será la mejor manera de encontrar la barra de sonido ideal.

Las barras de sonido son aparatos muy bien diseñados y que nada tienen que envidiar a sistemas más grandes. Minimalistas, potentes y hechas para adaptarse a cualquier dispositivo, son un complemento obligado para quienes recientemente han comprado un televisor, o para los que buscan mayores capacidades al momento de escuchar su música favorita o disfrutar de una buena película.

Comentarios