jueves 15/4/21

Cataluña

COLEGIO MARISTAS DE BARCELONA

La Fiscalía no recurrirá la libertad provisional al exprofesor acusado de abusos

considerar que sería contradictorio porque las medidas cautelares decretadas por el juez son, precisamente, las que la Fiscalía pedía de forma subsidiaria

La Fiscalía no recurrirá la decisión del titular del Juzgado de Instrucción 6 de Barcelona, Miguel Ángel Tabares, de dejar en libertad provisional al exprofesor del colegio Maristas de Sants-Les Corts de Barcelona acusado de abusos sexuales a alumnos, según fuentes policiales. 

El fiscal había pedido prisión para el exprofesor pero el juez se limitó el sábado a pedir las medidas cautelares de prohibición de salir de España; retirada del pasaporte; comparecencias semanales en comisaría, y la prohibición de realizar actividades educativas, culturales, recreativas o de cualquier otro tipo, ya sean retribuidas o no, donde haya menores.

Fuentes judiciales han explicado que no recurrirán la decisión judicial al considerar que sería contradictorio porque las medidas cautelares decretadas por el juez son, precisamente, las que la Fiscalía pedía de forma subsidiaria en caso de no decretarse la prisión provisional.

El colegio dice que activó el protocolo 

El colegio Maristes Sants-Les Corts de Barcelona ha afirmado este lunes que activaron en 2013 un protocolo de protección a los menores ante abusos sexuales y que todos los centros de su red lo siguen "escrupulosamente".

En un comunicado, el centro ha afirmado que fue en 2011 cuando supieron de un caso de abuso en su escuela, momento en el que expulsaron al profesor y pusieron los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Menores.

"No hemos tenido ninguna otra denuncia ni comunicación de otros casos, excepto la de diciembre de 2013", ha explicado el centro en el texto, y en 2013 se aprobó y puso en marcha el protocolo, que no concretan.

Ha manifestado su disponibilidad para "aclarar los hechos" y tomar las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrir, y ha añadido que tanto el colegio como la Fundación Champagnat --vinculada a Maristas-- acoge la preocupación de los profesionales del centro, las familias y los alumnos.

El centro ha asegurado que son conscientes de que "los actos denunciados contradicen y menoscaban" los valores y principios de sus centros educativos, basados en la protección y desarrollo integral de los alumnos.

El Maristes Sants-Les Corts ha expresado su solidaridad y apoyo a todas las personas afectadas y ha comunicado que confía en la Justicia para "llegar a fondo en la aclaración de los hechos".

Comentarios