sábado 18/9/21
Descubre el tipo de yoga que mejor se adapta a ti

Yoga para todos

Este miércoles es el Día Internacional del yoga, una celebración que intenta recordar los beneficios de una práctica ancestral para fortalecer cuerpo y mente, con varios estilos que pueden resultar más o menos idóneos, dependiendo de los objetivos o gustos del alumno

yoga
Beneficios del yoga. | ED

Hoy en día, deben ser pocas las personas que no conozcan alguno de los beneficios que el yoga puede ofrecer a cualquier persona: Ayuda a dormir mejor, mejora la flexibilidad y fuerza del cuerpo, ayuda en la concentración y liberación de estrés, mejora de dolores corporales y del aspecto físico...En definitiva, el yoga nos ofrece un sinfín de oportunidades muy provechosas para el cuerpo y la mente. 

Además, esta filosofía indicada para todo tipo de alumnos se puede practicar en cualquier lugar y sin necesidad de aparatosos instrumentos o de vestimenta específica. Tampoco es necesario ser muy flexible, delgado o gozar de una forma física excelente para practicarlo.

acroyoga

Variedades y estilos de yoga

Más conocido como la práctica en la que se busca imitar diferentes posturas beneficiosas para el organismo o asanas, el yoga envuelve toda una filosofía o modo de vida que implica numerosos aspectos, como la alimentación o la 'no violencia' contra el cuerpo o la mente.

Por otro lado, dentro de esta disciplina existe una gran variedad de estilos que pueden ser más o menos idóneas, dependiendo del objetivo que el alumno busque. 

Por ejemplo, el Hatha yoga, conocido como el yoga de la fuerza, es una de las ramas yoguísticas que tal y como el término hatha -sol y luna- indica, busca el equilibrio, permitiendo alcanzar mediante el esfuerzo al practicar las asanas, unas buenas condiciones físicas. Es ideal para principiantes, que pueden seguir clases más o menos dinámicas y una evolución asombrosa. Es el más practicado en occidente.

Por otro lado, Iygengar, es una práctica que parte de una visión muy precisa de cada postura, en la que cada pequeña parte del cuerpo tiene su papel. Normalmente se utilizan instrumentos como cinturones o bloques de espuma o madera para ayudar a marcar dichas posturas y precisar la alineación de éstas. Es perfecto para corregir malas posturas y evitar dolores de espalda, etcétera.

Si lo que el alumno busca, es adelgazar y eliminar toxinas, el Bikram es el tipo de yoga que adecua a sus objetivos. El ‘Yoga caliente’, se trata de un estilo con muchos fanáticos y también muchos detractores, pues se realiza a más 36º C. Ello conlleva la eliminación de toxinas mediante el sudor y la consecuente pérdida de peso, pero también puede provocar bajadas de tensión y mareos. No todo el mundo puede practicar este tipo de yoga, compuesto de veinticuatro posturas.

Casi en el lado opuesto, se encuentra Kundalini yoga, un estilo más espiritual, en el que la meditación durante la práctica es muy importante, así como los ejercicios de respiración y la búsqueda de la conciencia.

Ashtanga Vinyasa, por su parte, es la enérgica práctica en la que se combinan los movimientos con la respiración, dando lugar a pequeños circuitos fluidos con movimientos que ayudan a conseguir un cuerpo esbelto y tonificado.

Para los más enérgicos y atrevidos, el acroyoga, quizá sea el estilo a su medida, pues se trata de una práctica que fusiona el yoga, la acrobacia y las artes terapéuticas. Se puede practicar en pareja y busca alcanzar una serie de posturas en las que la fuerza, el control y la confianza en la pareja son fundamentales.

Otra famosa variedad del yoga es la que se puede realizar en el aire: Aeroyoga. El alumno puede practicar las diferentes posturas de este estilo, suspendido por telas que cuelgan del techo. La sensación de ingravidez puede resultar realmente agradable y relajante. Además, con esta variedad se procede a tonificar y fortalecer el cuerpo.

aero-yoga

Cada uno de estos estilos, tiene un sinfín de variedades que podrían encajar a la perfección con cantidad de objetivos, y cuyos resultados se pueden comenzar a sentir desde la primera sesión de práctica. La buena noticia, es que en España cada vez hay más adeptos al yoga y por consiguiente, hay muchos centros en los que se pueden encontrar las diferentes variedades de esta disciplina.

 

Comentarios