jueves 3/12/20

Por esto está triunfando la criolipólisis de Avanxel

Durante el transcurso de los últimos años el sector de la aparatología estética ha evolucionado hasta límites insospechados. Los avances tecnológicos que se produjeron en las dos pasadas décadas eran impensables en tiempos anteriores, lo cual ha dado pie a innumerables beneficios para los consumidores

Algunos de ellos vienen dados por la criolipolisis de Avanxel. Hablamos de una máquina que consigue un objetivo catalogado hasta ahora como muy difícil: acabar con la grasa localizada. Precisamente éste es el primer motivo del auge de dicha tecnología alquilada por Avanxel.

Adiós a la grasa localizada

 

Por motivos tanto genéticos como de otras índoles, es habitual que a los españoles se les acumule la grasa en determinadas áreas muy concretas. Una de las más habituales es la zona del abdomen. A la misma hay que sumar otras como los glúteos.

Hacer ejercicio siempre es recomendable, así como alimentarse de manera saludable. Sin embargo, la reducción de grasa que se lleva a cabo combinando ambos aspectos es global. Por tanto, no es posible reducir únicamente aquella que hace acto de presencia en determinada parte del cuerpo.

Todo ha cambiado gracias a la criolipólisis. Se trata de un procedimiento muy innovador que basa su actuación en el frío. Para entenderlo, primero hay que interiorizar un concepto clave. Nos referimos al hecho de que los tejidos de carácter graso son bastante más sensibles a las bajas temperaturas en comparación con los demás.

Ello se traduce en que acaben descomponiéndose gracias al uso de esta máquina, en la cual profundizaremos más adelante. Por ende, la grasa desaparece de forma paulatina, lo cual supone una enorme inyección de moral.

Es innegable que el cinturón abdominal u otras acumulaciones de grasa localizada acaban minando la autoestima de quien las padece. Así pues, la criolipólisis no solo es beneficiosa en términos físicos, sino que también colabora en que el estado psicológico del sujeto sea inmejorable a todos los niveles.

Antes de profundizar en la máquina que consigue tales resultados, conviene destacar el hecho de que los mismos son permanentes. Los clientes saben que la grasa no volverá a aparecer, puesto que los adipocitos pasan a ser historia, impidiéndose así que sigan acumulando adiposidad.

Criox, la máquina perfecta

 

Lo primero que destaca de la criolipólisis de Avanxel es la máquina a través de la que tiene lugar. Es conocida por el nombre de Criox y llama la atención por su estilo vanguardista. El diseño no es lo único que hace gala de un enorme avance tecnológico.

Los dos dispositivos que van conectados a la máquina pueden utilizarse con la mano izquierda y derecha simultáneamente del profesional a cargo del usuario. Gracias a este aspecto tan positivo, las sesiones finalizan en un tiempo récord. Ello es de agradecer por parte de estudiantes, trabajadores e individuos en general que no tienen demasiadas horas libres a lo largo de la semana.

En un parpadeo finaliza la sesión de criolipólisis, aumentando al máximo las ganas de seguir con el tratamiento. Y no es para menos, puesto que al cabo de tan solo un par de semanas, los resultados comienzan a evidenciarse.

La inyección de autoestima va aumentando de forma progresiva hasta que pasa a ser total después de un máximo de dos meses. De hecho, al mes y medio suelen aparecer ya los resultados definitivos.

¿A qué nos referimos? Básicamente a una grasa localizada que es reducida al mínimo exponente. La adiposidad ya no hace mella visual en el paciente, sea cual sea el área tratada. Si bien es cierto que la mayoría de usuarios solicitan tratamiento para eliminar la grasa abdominal, aquella presente en otras partes del cuerpo también es disminuida con una efectividad pasmosa.

Alquiler con 5 años de garantía

 

Como es comprensible, adquirir una máquina de este calibre supone una gran inversión por parte del centro de estética que esté interesado en ella. Para satisfacer las necesidades de este tipo de negocios surgió Avanxel, una compañía que lleva tiempo en pleno auge.

No es de extrañar teniendo en cuenta que proporciona temporalmente su aparato Criox sin que ello suponga una elevada inversión. Todo lo contrario: el alquiler es asumible incluso para un local de escasas dimensiones y con un éxito reducido. Precisamente el mismo empieza a aumentar cuando el boca a boca de los pacientes satisfechos se inicia en persona y digitalmente, vía redes sociales.

De esta manera, una inversión que ya de por sí es inferior en comparación con la tradicional compra, acaba amortizándose con creces. Aumenta al máximo el número de interesados en acudir al centro de estética para poner fin a su baja autoestima. Nunca más experimentan vergüenza al ir a la piscina o la playa en bañador/bikini.

Para una tranquilidad total por parte del centro de estética contratante, Avanxel ofrece cinco años de garantía. Gracias a ello el negocio sabe que Criox se mantendrá operativo durante ese tiempo, satisfaciendo así el aumento de demanda que experimentará.

Comentarios