martes 26/10/21

No todas las dietas son para bajar de peso

Entrevista a Nerea Cenoz, dietista y nutricionista en Pamplona (Navarra)
dieta

¿Has tenido casos en los que el reto fuera subir peso y no bajarlo?

 

Muchos, y aunque parezca mentira, ni es más fácil ni se soluciona comiendo alimentos súper calóricos, aun siendo insanos.

Muchas veces asociamos solo el comer sano para tener un peso saludable, es decir si una persona consigue tener un peso saludable comiendo comida no sana, solemos oír “qué suerte que puedes comer de todo” o “como tú te lo puedes permitir”… y es un error eno independientemente de que tengamos un peso bueno, alto o bajo, ya que crearemos un terreno saludable y será más complicado que desarrollemos enfermedades.

Desde tu punto de vista, ¿es recomendable seguir una dieta concreta con el periodo de lactancia? ¿Cuándo se puede pensar en perder peso de nuevo?

Si, llámale dieta o alimentación saludable, a veces la palabra dieta no es bien entendida, pero solo es un conjunto de sustancias alimenticias que un ser vivo toma habitualmente. Y en el periodo de lactancia la mujer debe comer saludablemente, eliminando de su alimentación el alcohol y los “alimentos” con cafeína y evitar los pescados ricos en mercurio: pez espada, atún rojo y lucio. Y si observamos que hay desagrado del bebé después de ingerir algún alimento en concreto, debería eliminarse, ya que hay alimentos que alteran el sabor de la leche y pueden no ser agradables para el bebé.

Y luego hay que tener en cuenta que hay alimentos que aumentan la producción de leche o alimentos galactogogos. Hay personas que no creerán en esto porque no hay estudios suficientes que lo avalen, pero con 22 años pasando consulta como dietista en Pamplona y viendo el cambio en la lactancia al introducir ciertos alimentos, yo me lo creo.

Si uno empieza a practicar deporte en la madurez, pero ni de lejos se acerca a un nivel profesional, ¿debe revisar su alimentación?

Partimos de la base de que todo el mundo debe de alimentarse de una manera saludable, haga o no haga deporte, y por otro lado todas las personas deberíamos de hacer algo de ejercicio físico.

El hecho de revisar la alimentación de un deportista no tiene tanto que ver con sus resultados, sino con el fin para el cual realiza el deporte. Por ejemplo, si quiere correr carreras de menos de una hora de duración, no debería de cambiar la alimentación (si es saludable) o introducir suplementación. En cambio, si lo que quiere es correr medias maratones, maratones, o ultra Trail (tan de moda ahora), sí que es necesario seguir ciertas pautas, tanto en alimentación correctamente) como en suplementación.

Bueno… estoy generalizando demasiado, esto sólo es un ejemplo de los muchos que podría haber. También es muy importante el tiempo durante el cual realice la actividad o sus entrenos para valorar los cambios y si practica ejercicios de fuerza…Bueno siempre es bueno que revisen su alimentación, una consulta con un dietista una vez en la vida no creo que le venga mal a nadie y seguro que le ayudan a evitar lesiones, recuperar mejor y conseguir mejores resultados.

A los pacientes con patologías relacionadas con el sistema inmune, más allá del tratamiento médico correspondiente ¿les recomendarías algún alimento que pueda favorecer al sistema inmunológico?

Me es difícil generalizar así en una respuesta. Es algo que oímos mucho, pero es que es así: “somos lo que comemos”. Hablamos de una alimentación saludable, pero esta alimentación saludable tiene muchas variantes. Yo creo que con lo que voy a decir ahora [email protected] dietistas se van a ver identificados, cuando viene el paciente a la consulta y te dice “yo ya se lo que tengo que comer” y te quedas pensando: una cosa es que sepas qué alimentos pueden ser saludables o cuál pero la nutrición es mucho más que todo eso… Por eso estudiamos tanto para saber qué tiene que comer cada persona en función de sus características personales, tanto de salud como ambientales.

¿Cómo crees que es mejor organizar la cena, hay alimentos que debemos evitar? ¿Y el intervalo de tiempo hasta irse a la cama, de cara a favorecer la calidad del sueño?

Es una pregunta con mucha disparidad de opiniones tanto en el mundo de [email protected] nutricionistas como por parte del resto de las personas.

Cuento lo que podría ser un caso en consulta:

• Yo: cuéntame cuál puede ser una de tus cenas habituales.

• Paciente: dos salchichas, con patatas y croquetas

• Yo: podemos hacer cenas muy variadas, no solo con verduras y carne o pescado a la plancha sino introduciendo legumbres…

• Paciente: legumbres? Pero si son muy pesadas

• Yo: Bueno una cena de unas lentejas con unas verduritas no tienen por qué sentarte mal. O también puede ser otra opción un arroz integral con salmón.

• Paciente: arroz? A la noche? Hidratos?

A veces se desplazan alimentos sanos por pensar que pueden resultar pesados o indigestos a la hora de la cena como es el caso de las legumbres y los podemos sustituir por procesados nada saludables que muchas veces se utilizan por falta de ideas a la hora de cocinar.

Y en cuanto a lo de meter hidratos de carbono a la noche aquí si la persona no tiene resistencia a la insulina no habría en principio ningún problema, a no ser que haya un exceso, pero si tuviese resistencia sería mejor que no comiera carbohidratos a la noche ya que según la crononutrición (una rama de la cronobiología que estudia nuestros ritmos circadianos) la sensibilidad que nos aportan es menor y se digieren peor.

Y por supuesto en algo en lo que todos estamos de acuerdo, aunque no lo pongamos en práctica siempre, que para tener una buena calidad de sueño hay que cenar hora y media o dos horas antes de irse a dormir ya que a corto plazo favorece la calidad del sueño, puede evitar que tengamos pesadillas o incluso reflujo y acidez.

Comentarios